MAL DE NUESTRO TIEMPO

 
MAL DE NUESTRO TIEMPO

Cada vez más gente se está volviendo adicta a los teléfonos móviles, lo que está causando estrés e irritabilidad, dice un estudio británico.

El doctor David Sheffield, de la Universidad de Straffordshire, encontró problemas de conducta relacionados con el uso de teléfonos móviles entre 106 usuarios estudiados.
En otro estudio el investigador descubrió que la presión sanguínea de los que habían dejado de usar móviles era más baja que quienes seguían usándolos.
Y el problema es universal, según dijo a BBC Ciencia el doctor Guillermo Lancelle, del Instituto Universitario de Salud Mental en Buenos Aires.
“Asombra la extensión con que se utiliza la telefonía celular en Argentina y en otras partes del mundo”, afirma.
“Y en general la gente hace una mala utilización de estos aparatos”, agrega el experto.
La industria dice por su parte que los móviles son una herramienta “liberadora”.


Obsesivo
Los investigadores entrevistaron a usuarios de teléfonos móviles sobre la forma como utilizaban sus aparatos.
Descubrieron que un 16% de los entrevistados tenía un problema de conducta relacionado con el uso del móvil.
Esto significa que el usuario o estaba mintiendo sobre cuánto usaba su aparato, o se estaba volviendo cada vez más irritable cuando dejaba de usarlo o se mostraba demasiado absorto con el móvil.
Esto resulta en que el usuario cada vez se vuelve más estresado, indica el doctor Shefflied.
Los investigadores reforzaron su teoría llevando a cabo pruebas con 20 usuarios de teléfonos móviles antes y después de dejar de usar sus aparatos.
Los resultados mostraron que una vez que la gente comienza a reducir el uso del móvil, disminuye su presión sanguínea.
Según los expertos, los resultados de su estudio reflejan la forma como ha crecido el mercado de teléfonos móviles.
Tan sólo en el Reino Unido esta industria tiene un valor ahora de US$25.000 millones, 10 veces más que el año pasado.
Este crecimiento ha provocado que los teléfonos móviles tengan un enorme impacto en todos los aspectos de la vida de la gente.
Según el doctor Lancelle “el mal uso y la omnipresencia del teléfono celular están muy extendidos”.
“El usuario tiene permanentemente el teléfono abierto y cualquiera sea la actividad que se desempeña, se está siempre atento al funcionamiento del teléfono”, señala el doctor Lancelle.
“Y eso ha hecho que el teléfono celular interfiera en la vida cotidiana y en las relaciones interpersonales del individuo”.

Salud
Estos estudios surgen después de años de acalorados debates sobre si los teléfonos móviles aumentan el riesgo de cáncer.
Varias investigaciones han tenido resultados diversos. Pero un estudio comisionado por el gobierno británico concluyó que los móviles no parecen provocar daños a la salud del usuario.
Sin embargo, como medida de precaución los expertos siguen recomendando limitar el uso de los móviles.
La industria, por su parte, tiene su propio argumento.
El organismo que reúne a los operadores de móviles de Gran Bretaña señala que estos aparatos son “una herramienta liberadora”.
Y si la persona no desea ser contactada, dicen, lo único que debe hacer es apagar el aparato.
Quienes los defienden afirman que los móviles han dado a la gente la posibilidad de elección, movilidad y una forma de seguridad.
Fuente: BBC Mundo
 
16 Sep '06

Deja un comentario

*