IMPACTANTE TESTIMONIO


IMPACTANTE TESTIMONIO
Haití

Conocí a la misionera Auristela Salazar en Costa Rica, durante la Cumbre Iberoamericana de Enlace 2006. Con su esposo, Develt Dieuveuil, sirven en la República de Haití. Su testimonio acerca de la realidad que vive ese pueblo sacudió las fibras íntimas de líderes en medios de comunicación que colmaban el salón de conferencias. En un marco de información general, aquí su relato.

República de Haití
Lema nacional: “La unión hace la fuerza”
Capital: Puerto Príncipe.
Idiomas oficiales: Creole haitiano y francés.
Población: 8.121.622 (año 2005)
Densidad: 255 hab./ km²
Superficie: 27.750 km²

 
– La República de Haití era una bella nación –cuenta Auristela–, con playas preciosas bañadas por el Mar Caribe. Tenía muchos recursos, al igual que otras naciones. Por ejemplo, producía la tercera parte del azúcar mundial, cacao, café, etc. Se la llamó “la Isla Paraíso”. Pero hoy, lamentablemente, reclama la solidaridad de sus hermanos latinoamericanos para sobrevivir.
 
Para llegar a comprender la problemática de este país caribeño, y al tema que nos incumbe, es necesario hurgar un poco en su geografía, historia y cultura.
 
Panorama general
Haití está situada en la parte occidental de la isla La Española, y limita con la República Dominicana. Es una antigua colonia francesa, y primer país en Latinoamérica en declarar su independencia.
 
Conocida también como la primera república negra del mundo, tiene cerca del 95% de los haitianos con ascendencia africana. El resto de la población es mayormente mulata. Unos pocos son de herencia europea.
 
Su orgullo histórico fue borrado por décadas de penurias económicas, degradación ambiental, violencia, inestabilidad y gobiernos de facto, y el flagelo del narcotráfico que corrompió el sistema judicial y las fuerzas policiales. Todo esto convirtió a este país en el más pobre de América, donde un 70% de la población vive en la pobreza.
 
Su territorio es mayormente escarpado y montañoso. Por su ubicación geográfica tiene serios riesgos naturales, ya que está en el trayecto de ciclones y sujeto a severas tormentas; también inundaciones ocasionales y terremotos, y sequías periódicas. Además, sufre importantes riesgos ambientales como la deforestación, erosión del terreno, y fuentes insuficientes de agua potable.
 
Un poco de historia
En 1804, Jean Jacques Dessalines proclamó la independencia de Haití y se erigió emperador. En 1822, las tropas haitianas se apoderaron de la parte oriental de la isla La Española (hoy República Dominicana, que recobró su independencia en 1844).
 
Los sucesos siguientes reflejaron la pugna entre las autoridades mulatas y las masas populares afro-descendientes.
 
En 1957 fue elegido el brutal curandero vudú François “Papa Doc” Duvalier como Presidente, quien gobernó dictatorialmente. Su hijo Jean-Claude Duvalier (“Baby Doc”) lo sucedió en 1971. En 1986, una insurrección popular lo obligó a exiliarse, y el ejército tomó el poder. En 1991, luego de una serie de derrocamientos, asume Jean-Bertrand Aristide, presidente electo también en 1995 y 2001, y derrocado en 2004.
 
Mientras tanto, permanece intacto el problema social más serio del país: la enorme brecha entre la mayoría negra empobrecida, y el 1% de los cuales es dueño de casi la mitad de las riquezas.
 
Raíces espirituales
– La cultura haitiana es muy compleja –comenta Auristela–, ya que la población está compuesta por descendientes de esclavos africanos, y también por mulatos y blancos. Además, usan dos lenguas oficiales mezcladas: criollo o Kreyòl –creole– (que casi todos los haitianos hablan) y el francés, hablado por solo el 10% de la población.
 
– Aunque el catolicismo romano es la religión estatal profesada por la mayoría, y algunos se han convertido al protestantismo, casi el 60% de los haitianos también practican las tradiciones vudú sin ningún conflicto con su fe cristiana, –agrega la misionera.
 
El vudú como estilo de vida
– Históricamente, al ser muy maltratados por sus amos los esclavos crearon una lengua común. Y un día acordaron su liberación celebrando un “pacto”. Durante ese pacto, una mujer con espíritu malo mató un cerdo y les dio a los participantes a beber la sangre del animal para sellar ese pacto.
 
– Desde ese día nació el vodou, la magia y la invocación a los espíritus malignos, que les ayudaría a “desaparecerse” ante los ojos de sus amos y poder escapar. Su uso se convertiría luego en un estilo de vida.
 
– Hace dos años –agrega Auritela–, durante el último gobierno del presidente Aristide, fue legalizado el vudú como una religión más, donde los sacerdotes vudú pueden celebrar toda clase de actividades ¡invocando a Satanás…!
 
Pero, ¿qué más es el vudú?
El vudú es una de las religiones más antiguas del mundo, originada en África Occidental en tiempos prehistóricos. Se trata de una variante teísta de un sistema animista de creencias, con un importante componente mágico.
 
El tráfico de esclavos hacia América produjo un fuerte sincretismo entre esta religión arcaica y las creencias cristianas de los esclavistas, así como con las religiones nativas de los lugares adonde se transportó a los esclavos. De aquí surgiría el vudú haitiano y un gran número de derivativos: la Regla de Ocha o Santería (en Cuba), el Candomblé, la Umbanda y Kimbanda (en Brasil), etc.
 
La santería, que deriva del vudú americano, y es una de las máximas expresiones sincréticas del mundo; está más mistificada por el uso de símbolos y santos cristianos.
 
El vudú cree en la vida después de la muerte, y en la existencia de diversas jerarquías espirituales de ánimo maligno, benigno o amoral, llamadas loas. Éstas, supuestamente, influyen en el mundo terrenal gracias a la acción de un personaje conocido como houngan. Su función es, mediante la ayuda de los entes que convoca, conseguir curaciones, información determinada, e influir sobre la naturaleza. Todo ello con fines benignos.
 
Es posible que el houngan tenga nefastas intenciones o que utilice su poder de convocatoria para el mal, entonces es denominado bokor. La cultura popular atribuye a los bokor la capacidad para resucitar a los muertos y hacerlos trabajar en su provecho (zombies), así como provocar la muerte a voluntad. Resultan de interés popular otros elementos folclóricos como las muñecas vudú.
 
“Existe una amplia literatura y filmografía al respecto –dice ‘alegremente’ la enciclopedia Wikipedia– que tiende a deformar y demonizar lo que hoy por hoy es la religión de más de 40 millones de personas en todo el mundo”.
 
Niños pactados al maligno
– De todas estas raíces espirituales de Haití –explica Auristela– surgen como uno de sus frutos los niños pactados al maligno. Hay tres formas diferentes cómo son pactados los niños en este país:
 
1- Cuando los padres practican el vudú, el niño nace ya asignado a un espíritu que se le manifestará haciendo invocaciones a Satanás, por lo que sus padres están contentos de que el maligno ha asignado un “defensor” para su niño.
 
2- Cuando el niño nace de padres que practican vudú, a los seis años aproximadamente, los padres hacen una ceremonia pidiendo a Satanás que le asigne un “protector” al niño; desde ese momento vendrá el espíritu sobre el chico.
 
3- La otra forma ocurre generalmente en cualquier familia que tal vez no practique el vudú, pero que sus integrantes fueron pactados por sus abuelos a Satanás. Estos han firmando un documento legal en el que le entregan su familia al diablo. En este caso Satanás toma un miembro de la familia que él ha escogido y lo reclama con derecho legal por varias generaciones.
 
– Los niños en estas condiciones quedan esclavos de ese espíritu maligno y deben hacer solo lo que él les diga –se lamenta la misionera. –Ese espíritu, algunas veces, hasta les prohíbe cortarse el cabello, o ir a ciertos lugares, ordenándoles celebrarle fiestas en su honor, etc. Si los niños no lo hacen caerán enfermos o morirán, o alguno de sus familiares empezará a sufrir las consecuencias.
 
Cuando un miembro de la familia conoce de Cristo, esa familia empieza a recibir fuertes ataques de Satanás, como enfermedades, ruina, muerte inexplicable de algún miembro, ropa destrozada antes de ir a la iglesia, accidentes, etc. Entonces, por lo general, el recién convertido opta por volver atrás para que cesen los ataques…
 
Acción de gracias a Satanás
Hay dos ocasiones especificas al año en que se celebra la fiesta de acción de gracias a Satanás. Esta fiesta se lleva a cabo en las márgenes de un río, en un pozo lleno de lodo, donde sus seguidores llevan animales para sacrificar a Satanás. Primero los matan y desangran en el pozo. Luego, se revolcarán con sus hijos en la mezcla lodo y sangre ofreciendo culto a Satanás y confirmando a sus hijos como “caballos” para él. También las carnes de los animales sacrificados serán comidas por ellos durante la fiesta.
 
Justamente, el 24 de julio próximo pasado fue una fecha en la que tuvimos una fiesta de esas cerca de la ciudad donde vivimos.
 
Motivos de oración
La situación en Haití es fruto de sus creencias y prácticas culturales y religiosas que le impiden ver la verdad de la Palabra de Dios, y bloquea el desarrollo individual y como Nación.
 
– Por este motivo, queridos lectores, les ruego –dice Auritela– su intercesión por esta Nación, para que la adoración al maligno se convierta en adoración al Dios Viviente.
 
– Estamos en oración al Espíritu Santo para que sus corazones al leer este artículo sean movidos a misericordia y dediquen tiempo en su iglesia ó casa a la intercesión por Haití y por nosotros.
 
– Les invito a levantar un movimiento de intercesión por Haití en toda Iberoamérica. Si es posible, compartan esta información con sus amigos, iglesias, organizaciones, etc., y de esta manera sea destronado de aquí el gobernador de las tinieblas que mantiene a Haití en esta condición.
 
“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12).
 
“…el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:4).
Fuente: El Expositor Bautista / Por Roberto Martín

www.iglesiaenmarcha.net

28 Sep '06

Hay 3 Comentarios.

  1. fernanda
    4:45 pm octubre 22, 2009

    Gracias por tu informacion , la verdad es que si es impactante yo tmb soy misionera trabajo en jucum y conocia algo de haiti pero no pense que lo de el vudu era tan asi para ellos este fin de semana vamos a hacer un culto misionero por haiti y vamos a estar orando por todo esto deseo que realmente haiti pueda conocer la verdad esta unica verdad que los hara libres al fin para que puedan salir muchos misioneros de alli al mundo porque Dios dide que la tierra sera llena de su gloria

    conoceran la verdad y la verdad os hara libres………….

  2. De acuerdo a este comentario, que lo creo en un 100%, ya que otros, desde hace años, coinciden plenamente. Se puede vivir en democracia en ese pais?. No seria correcto, que un pais de avanzada(Alemania-Inglaterra-Francia-Italia, u otros que ahora no tengo presente), lo tome como un protectorado, imponga escuelas y cambio de sistemas de vida en forma impulsiva, por una generación y luego otorgarle la independencia, cuando haya una generación de haitianos mas cercanos a la civilización?. De otra manera pueden salir de ese círculo de atraso, religiones funestas, con ignorancia total?. Creo que es un combo, que la democracia no lo puede resolver.

  3. Ronald Salazar Murillo
    2:32 am septiembre 24, 2010

    Soy hermano de Auristela Salazar Murillo, quien se encuentra en Republica Dominicana.
    Les ruego pasarme el correo de ella para hacer contacto que urge.

    Saludos desde Costa Rica

Deja un comentario

*