LA TABLA OUIJA

 
LA TABLA OUIJA

El ocultismo (del latín ocultus, que significa misterioso, esotérico, oculto) ejerce dominio sobre muchas personas. Aunque son muchos los que están involucrados en prácticas ocultas, tal participación no tiene apoyo bíblico (Lev. 19:31; 20:6; Deut. 18:10-11; 2 Cron. 33:6; Isa. 8:19-20; 47:13-14; Hechos 19:18-19). El uso de la tabla ouija y otros artefactos parecidos son ejemplos comunes que muestran la participación en el ocultismo. ¿Qué se puede decir sobre la tabla ouija?
El nombre ouija es sencillamente una combinación de la palabra francesa oui y la alemana ja; ambas significan “sí”. La tabla ouija es un sistema de adivinación mediante una tabla rectangular con las palabras “sí”, “no”, “adiós”, letras del alfabeto y números del 0 al 9. Se le atribuye la facultad de predecir el futuro y ofrecer respuestas a diferentes preguntas.
A pesar de que la invención o patente de la tabla ouija le fue otorgada a Elijah Bond en 1891, artefactos parecidos ya se conocían y se habían usado en la antigüedad, siglos antes de Cristo. Durante tiempos difíciles como las guerras mundiales del siglo veinte, el uso de la Tabla fue muy popular. En 1967 por primera y única vez se vendieron más Tablas que las del juego “Monopolio”. Su popularidad con los jóvenes durante los años de los noventas fue documentada en la revista Consumer Reports (Reportes
al Consumidor) de diciembre de 1994. En la primavera de aquel año se le preguntó a más de 17.000 estudiantes entre las edades de 10 a 14 años, cuál de los 83 juegos que aparecían en una lista que se les dio les gustaba más. El juego “Monopolio” fue el número uno, seguido por la tabla ouija.
La tabla ouija es vendida en muchas tiendas como un juguete o juego, pero ¿en realidad, qué es? Litany Burns, medium profesional y maestra de concientización psíquica en el sistema escolar público en el Estado de Nueva York, EE.UU., dijo: “La tabla ouija no es un juguete; es un instrumento para la actividad de medium. Las tablas ouija han sido usadas durante siglos en las culturas orientales para comunicarse con los espíritus y para adivinar información” (Desarrolle sus Habilidades Psíquicas, p.185).

En uno de los folletos de los fabricantes de la tabla sobre el propósito de la misma se admite que la compañía no sabe como se debe considerar la tabla ouija. “Francamente, Parker Brothers no sabe. Esta es una industria líder en la fabricación de juegos, pero duda si la ouija, la tabla que habla, debe realmente ser considerada como un juego. Lo que sí saben es que muchos se divierten bastante con ella, y que quienes disfrutan usándola están frecuentemente interesados en el ocultismo”.
Entre 1985 y 1992, Randy Emon, un sargento de policía en California, EE.UU., que hablaba frecuentemente sobre el ocultismo, entrevistó a aproximadamente 1.500 adolescentes.
El sargento reportó que más de las dos terceras partes de los entrevistados afirmaron que la curiosidad que sintieron por experimentar con la tabla ouija los condujo a un interés más amplio en el estudio del ocultismo.
Ed Warren, quien pasó varios años investigando casos de la tabla ouija, advierte: “Las tablas ouija son tan peligrosas como las drogas. No se debe jugar con ellas . . . Recuerde: Las sesiones espiritistas, las tablas ouija y otros objetos del ocultismo son peligrosos porque con frecuencia los malos espíritus se disfrazan como seres queridos, y toman posesión de sus vidas” (Graveyard, p. 137-138).
Por lo que ya se ha dicho, es obvio que la tabla ouija puede ser una puerta peligrosa que conduce al ocultismo.
Psicólogos, psiquiatras, médicos, teólogos y otras personas bien informadas, han hecho declaraciones advirtiendo del peligro del uso o experimentación con la tabla ouija. Algunas advertencias fuertes han venido de espiritualistas. Por ejemplo, la publicación Psychic News (Noticias Psíquicas) de Inglaterra publicó un artículo en primera plana titulado: “La Ouija, el ‘Juego’ de Niños que Deletrea Peligro” en el cual se pedía que los fabricantes quitaran la Tabla del mercado. Además, el artículo apelaba al “Ministerio de Salubridad para que investigara los efectos mentales negativos del ‘juego’, antes de que alguien resultara perjudicado. El artículo agregaba: “Para el bien de los niños y adolescentes de todas partes, esto debe hacerse ahora”(21 de septiembre de 1968). ¿Cuál debería ser la actitud del cristiano hacia el uso de la tabla ouija? Obviamente no debería usarla.
En su libro, ¿Pueden los Muertos Comunicarse con los Vivos?, escrito durante el tiempo de menor popularidad del uso de la tabla, el pastor I. M. Haldmen advirtió: “Si usted no invitaría al archienemigo de Dios y del hombre a que habitara íntimamente con usted, tampoco piense tener una tabla ouija en su hogar” (p. 116).
Las Escrituras claramente declaran donde el cristiano tiene que ir para guía, entendimiento, y sabiduría:
“Y cuando os digan: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran y bisbisean, responded:
¿No consultará el pueblo a su Dios? (Isa. 8:19). “Y si alguno de vosotros tiene falta de
sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”
(Sant. 1:5).
 
Por Edmond C. Gruss
Este artículo fue originalmente publicado en APOLOGÍA CRISTIANA, Vol. 3 — Núm. 1
Centro de Investigaciones Religiosas, P.O. Box 846, Montebello, CA 90640 EE. UU. AO- 041
 
 

13 Ago '06

Deja un comentario

*