CAPA DE OZONO

CAPA DE OZONO

Científicos en Estados Unidos aseguran que el agujero en la capa de ozono ubicado sobre la Antártica parece estar dejando de crecer.
Además, la noticia más destacada es que la capa podría auto regenerarse y volver a su grosor original en los próximos sesenta años.
La Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que opera con fondos federales, indicó que las buenas noticias son el resultado de veinte años de esfuerzos para prohibir el uso de aerosoles.
Este año se cumplen dos décadas desde que un equipo de investigadores descubrió que la capa de ozono, que nos protege de los rayos ultravioletas, se estaba adelgazando peligrosamente y que todo era consecuencia de la actividad humana.
Esfuerzo multilateral
Esos investigadores habían encontrado que existía una relación directa entre el uso de sustancias químicas conocidas como clorofuorcarbonos (CFC), usadas en refrigeración y aerosoles, y la disminución de la capa.
En 1987 un acuerdo multilateral conocido como el Protocolo de Montreal fue firmado con el fin de ir eliminando el uso de esos químicos.
Según uno de estos científicos, Sue Solomon, la cooperación internacional rindió frutos.
“Creo que hay muchas razones para ser optimistas en este tema. Aún hay que hacer mucho desde la perspectiva científica. Creo que es muy importante asegurarnos que la capa de ozono no sólo no está empeorando, sino que además está volviendo a su estado original”.
Sin embargo, no todo es buenas noticias. Los químicos que se han estado usando para reemplazar a los CFC tienen el efecto de atrapar el calor dentro de la atmósfera, contribuyendo al calentamiento global.
En todo caso, las obligaciones establecidas en el Protocolo de Montreal no sólo tienen que ver con restablecer la capa de ozono, sino también con medidas para hacer frente al cambio climático.
Fuente: BBC Mundo
Foto: BBC MUndo
 
25 Ago '06

Deja un comentario

*