INFORME MISIONERO


INFORME MISIONERO
VÍCTIMAS DE HAMBRUNA EN MALAWI
Malawi, es una de las naciones más pobres en el mundo y ahora todavía sufren por  la hambruna que llegó a su punto máximo a finales del 2005.  Las sequías causaron que los sembradíos se secaran por el increíble calor.  El precio del maíz aumentó y millones no pudieron pagarlo, forzando a muchos a comer plantas silvestres.  Muchos entraron en aguas llenas de cocodrilos para arrancar las raíces de las plantas acuáticas.
 El presidente de Malawi declaró el país como “zona de desastre”, y expresó que 5 millones de personas, la mitad de la población, sufrirían hambre.  Además de la hambruna, 14 por ciento de los pobladores de Malawi están infectados con el virus de SIDA; por eso los granjeros están muy enfermos para trabajar.  Tienen que escoger en usar el poco dinero que tienen en medicina o alimento.
Aproximadamente 12 millones de personas todavía necesitan ayuda alimenticia a causa de la hambruna.
Irónicamente, la mayoría de las aldeas afectadas están localizadas en el valle fértil que se alimenta del Lago Malawi.  Pero los granjeros no pueden costear las carretas y otras herramientas para poder transportar el agua a sus sembríos.
Christian Aid pudo enviar fondos de emergencia a la Misión Iglesia de Discípulos, un ministerio autóctono en Malawi.  Ya que hay alimento disponible para el que pueda pagarlo, los misioneros pudieron comprar y distribuir alimento a los hambrientos, y continúan ayudando a los que tienen necesidad.  Se necesita ayuda en esta crisis.
Las iglesias fundadas por el ministerio, han aumentando desde la hambruna porque las personas han aprendido sobre el amor de Cristo a través de la bondad de estos obreros.

RADICALES HINDÚES ATACAN MISIONEROS AUTÓCTONOS EN INDIA 
Los misioneros autóctonos, trabajando con un ministerio patrocinado por Christian Aid, recientemente se han enfocado en esparcir el evangelio en el suburbio dominado por hindúes de Mumbai. Cada semana, los misioneros realizan predicaciones al aire libre y evangelismo de casa en casa.  Varios de estos misioneros fueron atacados recientemente cuando se reunieron 500 personas en un auditorio para escuchar la Palabra de Dios.  Aproximadamente 50 radicales hindúes subieron al escenario donde los evangelistas estaban predicando, y los atacaron con varas y cadenas de bicicletas.  El grupo de nueve personas fueron golpeados gravemente.  Uno de ellos fue arrastrado hasta frente un templo hindú y se le dijo que negara a Cristo varias veces.
El grupo llegó a la base del ministerio y fueron llevados inmediatamente al hospital.  Cuando se informó del incidente al periódico local, se les acusó a los creyentes de convertir a las personas al cristianismo.  Aún así, el ministerio decidido continuar su obra en la ciudad, ya que muchos mostraron interés en Cristo.  Están orando por los medios para comprar un terreno para construir un templo.

MINISTERIO AUTÓCTONO CONTINÚA AYUDANDO A VÍCTIMAS DE DERRUMBE EN FILIPINAS 
En febrero, un derrumbe cubrió una aldea entera en el sur de Leyte.  Más de 1,000 personas fueron enterradas vivas y miles más se quedaron sin hogar.  Los misioneros autóctonos del ministerio Frente Pequeños Faros para Cristo han llevado a cabo campamentos médicos donde distribuyen antibióticos y vitaminas entre aquellos que están enfermos por tomar agua contaminada y por vivir en condiciones no sanitarias.
Con la ayuda de Christian Aid, el ministerio también pudo ayudar a grupos minoritarios que fueron ignorados por la mayoría de las agencias de ayuda.  El jefe de los Aetas, una tribu filipina que se ganan la vida a través de la pesca, solicitó ayuda al ministerio.  Hasta el momento FPFC ha brindado atención a 100 adultos y niños, a provisto medicina para 600 personas y distribuido 120 Nuevos Testamentos en el lenguaje Cebuano. 

A través de su cuidado y preocupación, 20 personas han aceptado a Cristo como su Salvador personal.
Fuente:Primicias de Christian Aid
 
 

19 Jul '06

Deja un comentario

*