MICROSOFT SIN BILL GATES


MICROSOFT SIN BILL GATES

El fundador de Microsoft, Bill Gates, ha anunciado que dentro de dos años, en julio de 2008, abandonará su implicación en la gestión diaria de la empresa para dedicarse a sus labores filantrópicas.
Gates, que fundó la empresa en 1975 con su amigo de la infancia, Paul Allen, hizo este anuncio al cierre de las bolsas en una rueda de prensa convocada por sorpresa para comunicar el inicio de un periodo de dos años de transición ordenada para traspasar los poderes.
El visionario empresario explicó a los periodistas su decisión, adoptada junto a su mujer, de volcarse a partir de 2008 en la Fundación Bill & Melinda Gates, vinculada a temas relacionados con la salud mundial y la educación.
A partir de julio de 2008, Gates continuará como presidente de honor y como consejero o asesor en asuntos estratégicos o en proyectos importantes.
No obstante, en sus amplias funciones del día a día será sustituido por dos personas: Ray Ozzie, en las labores de director de software y de productos, y Craig Mundie, quien asumirá el nuevo cargo de responsable de investigación y estrategia de la compañía.
Mundie también se ocupará, junto con el consejero general Brad Smith, de las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual y la política tecnológica de la compañía.
«Hasta junio de 2008 estaré plenamente comprometido, a tiempo completo, con la gestión de la compañía, y trabajaré codo con codo con Ray y Craig para asegurar una suave transición», explicó Gates, en un intento de no causar alarma en los mercados.
Por su parte, el consejero delegado de la empresa se mostró convencido de que Microsoft no se resentirá con la salida de Gates, gracias a la calidad del equipo humano que ha creado en los últimos años.
Este no es el primer paso que da Gates para distanciarse de la gestión, pues ya en el año 2000 renunció al cargo de consejero delegado en favor de Steve Ballmer.Ese mismo año creó junto a su esposa Melinda, con quien se casó en el año 1994 y quien profesa la fe cristiana,  la fundación que lleva su nombre, desde la que ha impulsado numerosos proyectos humanitarios y que ahora gestiona unos recursos de 29.100 millones de dólares (23.077 millones de euros).
La labor que ha efectuado mediante esta fundación le ha valido varios reconocimientos internacionales, entre ellos el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, concedido este año por su ejemplo de generosidad en la lucha contra las enfermedades y las injusticias.
«Ha sido una decisión muy difícil para mí, pero tengo la gran suerte de tener otra pasión tan importante y tan desafiante.
Mientras me preparo para este cambio, creo firmemente que el futuro que tiene delante la compañía es tan brillante como siempre», declaró Gates.
Nacido en 1955 en Seattle (estado occidental de Washington), Gates es uno de los hombres más ricos e influyentes del mundo, con una fortuna calculada por la revista Forbes en 46.000 millones de dólares (36.479 millones de euros).
A través de la fundación ha donado más de 10.000 millones de dólares (7.930 millones de euros) a proyectos relacionados con la lucha contra el sida, la malaria o la tuberculosis.
En octubre pasado incrementó casi un 80 por ciento sus fondos de 323 millones de dólares (256 millones de euros) para hacer frente a la malaria, causante de un millón de muertes anuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
También aportó en el año 2005 un total de 750 millones de dólares (594 millones de euros) a la denominada Alianza Global para las Vacunas y la Inmunización.
Este año anunció que triplicará durante la próxima década su inversión para combatir la tuberculosis, que pasará de 300 a 900 millones de dólares (de 238 y 713 millones de euros), y apoyar el plan global de lucha contra esa enfermedad.
Fuente: La Voz de Galicia
20 Jun '06

Deja un comentario

*