INQUIETANTE




INQUIETANTE

Franco Frattini, vicepresidente de la Comisiòn Europea y comisario europeo de Justicia, Libertad y Seguridad, anunció en el Parlamento de Estrasburgo que los estados miembros que no eliminen toda forma de discriminación contra los homosexuales serán sancionados. Está incluída como discriminación la negativa a aprobar el matrimonio y las uniones entre personas del mismo sexo.
 
“La homofobia es una violación de los derechos humanos y estamos vigilando este asunto en los Estados miembros, e informando de los casos en los que nuestros esfuerzos no han tenido éxito”, manifestó Frattini en el Parlamento. Este tema tuvo inicio en la desición de Letonia, Lituania, Estonia y Polonia de no aceptar ni reconocer las uniones gay en sus legislaciones.
 
La comisión y el Parlamento europeos tienen la intención de convertir cualquier negativa a reconocer a las parejas homosexuales los mismos derechos que a un matrimonio heterosexual, en un delito

El intelectual y católico Rocco Buttiglione fue rechazado rechazado como comisario de la Unión Europea y en su lugar eligieron a Frattini. El rechazo fue por su oposición al matrimonio homosexual.
Ahora, Frattini, propuso que el año 2007 sea el año de la igualdad de oportunidades para todo el mundo, como objetivo tendrán la información de los derechos que cada indivíduo tiene pero también promoverán la diversidad “como meta prioritaria”.

Europarlamentarios exigieron, que se especifiquen las sanciones contra los estados que no acepten la ley anti-discriminación, como los que se niegan a llamar “matrimonio” a una unión gay. Michael Cashman, quien es el presidente del grupo interparlamentario sobre asuntos de homosexuales y lesbianas ha propuesto se expulse de la Unión Europea a los apíses que se niegen a aceptar la legislación antidiscriminación.

“Si no hacemos nada, somos cómplices de los crímenes de violencia que podemos ver que ocurren en muchos Estados miembros”, dijo Cashman quie es también vicepresidente de Gay & Lesbian Humanists.
 
El europarlamentario polaco Jan Tadeusz Masiel ha respondido que la adopción de niños por parte de homosexuales es “repulsiva” y “chocante”. Su compatriota Barbara Kurdycka opinó que el Parlamento Europeo no tiene legitimidad para decir a los ciudadanos qué deben pensar sobre la homosexualidad.

Fuente:ACI Prensa/ redacción www.iglesiaenmarcha.net
 

6 May '06

Deja un comentario

*