BRASIL



BRASIL

Aunque es difícil enfrentar al narcotráfico, la única organización que consigue atraer a adultos, jóvenes y adolescentes de ese medio es la iglesia, pues ella tiene condiciones de darles identidad, dijo la directora de cine Katia Lund, en entrevista concedida al diario O Estado de São Paulo.

“El tráfico de drogas es un submundo, y cuando alguien quiere salir, queda perdido. Porque allí el sujeto tiene un hermano, una función, una carrera. En el momento que decide dejar ese mundo, la única institución que le ofrece vínculos semejantes y fuertes es la iglesia, otra organización, con nuevos hermanos y nuevas funciones, pero con igual condición de dar identidad a esa
persona, inclusive en la manera de vestir, afirmó.

Lund admitió en la entrevista que es muy difícil para un niño o adolescente, resistirse al tráfico de drogas. “Sabe que allí tiene una puerta abierta, ve que las personas que trabajan en ese negocio tienen dinero, la zapatilla de moda, las muchachas”. agregó.

La cineasta conoce muchachos -el tráfico es un ambiente masculino-, que lograron resistir. “Son aquellos niños cuyas familias tienen madres que controlan todo con mano de hierro. Son también los que tienen padre – la mayoría que entra al tráfico no tiene al hombre presente en su vida, no conoce una estructura familiar”, subrayó.

Pobladora del Morro de Santa Marta, Lund estudió Literatura y Cine. Fue codirectora del documental “Noticias de una guerra particular” y de “Ciudad de Dios”. Es conocida por sus filmes de temática social. El tráfico de drogas, señaló, es muy seductor “porque ofrece lazos a quien no los tiene. Formar parte de él es formar parte de un equipo, de una hermandad”, acotó.

El documental “Noticias de una guerra particular”, de João Moreira Salles y Katia Lund, enfoca la cotidianidad de los pobladores y traficantes del morro Doña Marta, en Río de Janeiro. “Ciudad de Dios”, nombre de una barriada de Río, relata la historia de Buscapié, un joven pobre, negro y sensible que logra escapar del narcotráfico al seguir la carrera de fotógrafo. Y es por la cámara de Buscapié que el documental analiza la violencia presente en la favela.
Fuente:ALC

www.iglsiaenmarcha.net

5 Abr '06

Deja un comentario

*