LAS MENTIRAS DEL CODIGO DA VINCI


LAS MENTIRAS DEL CODIGO DA VINCI
 
El Codigo Da Vinci es una novela escrita por Dan Brown, la cual esta causando una gran sensación en el mundo de las publicaciones. Durante los dos últimos años, la novela ha aparecido en la lista de los libros mas leídos en España. Se han vendido mas de 25 millones de ejemplares por todo el mundo y ha sido traducida en mas de 44 idiomas.

Este año, Hollywood producirá una película basada en el libro. La película será dirigida por Ron Howard y protagonizada por Tom Hanks. Despues del estreno de la película, anticipamos que la novela, El Código Da Vinci, aumentara aun más en popularidad. Por esta razón creemos que los cristianos necesitan saber que El Código Da Vinci es una novela que pone en tela de juicio al cristianismo, a través de reclamos ficticios, datos históricos incorrectos y conspiraciones por parte de la Iglesia.
En el principio de la novela Brown declara que “todas las descripciones de obras de arte, edificios, documentos y rituales secretos que aparecen en esta novela son veraces” (p.11).

 


El Código Da Vinci dice que en el Concilio de Nicea en el año 325, los líderes de la Iglesia votaron para que Jesús fuese considerado divino. “Hasta ese momento de la historia, Jesús era, para sus seguidores, un profeta mortal” (p. 290).
El Código Da Vinci señala que los cuatro Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) fueron alterados para hacer ver a Jesús como un ser divino, por orden del emperador Constantino. “Constantino encargo y financio la redaccion de una nueva Biblia que omitiera los evangelios en los que se hablara de los rasgos ‘humanos’ de Cristo y que exagerara los que lo acercaban a la divinidad” (p. 291).

El Código Da Vinci también propone que Jesús estuvo casado con Maria Magdalena y engendraron una hija. “…ese matrimonio [entre Jesús y Maria Magdalena] esta documentado en la historia”. Brown propone, “Si Jesús no hubiera estado casado, al menos alguno de los evangelios lo habría mencionado o habria ofrecido alguna explicacion a aquella solteria excepcional” (p. 305).
Brown proclama que: “Maria Magdalena estaba encinta en el momento de la crucifixión…[y] con la ayuda del amado tío de Jesús, José de Arimatea, Maria Magdalena viajo en secreto hasta Francia, conocida entonces como la Galia…Y fue aquí, en Francia, donde dio a luz a su hija, que se llamo Sarah” (p. 317).

El Código Da Vinci asegura que los judíos y los cristianos de la antigüedad adoraron a Dios a través del sexo ritual. “La unión física con una mujer era el único medio a traves del cual el varón podía llegar a la plenitud espiritual…” (pp. 383-384).
El Código Da Vinci deforma la historia de la Iglesia bajo un disfraz moderno de la antigua herejía Arriana, encajando pedazos históricos y seudo-históricos. Brown mezcla hechos reales con especulación y fantasía de tal manera que el resultado final cobra fácilmente cierta aceptación.

Para un escritor, esto es una habilidad de gran valor. Pero, como cualquier habilidad, puede ser utilizada de forma deshonesta. En El Código Da Vinci esta habilidad se utiliza para poner en duda la base de la fe cristiana y atacar a la Iglesia con un formato de tipo novela, en el cual una persona generalmente no espera encontrar argumentos disfrazados como verdades históricas.
Si desea una respuesta precisa para cada argumento desafiante que se hace en El Código Da Vinci en contra del cristianismo, recomendamos adquirir el folleto: Respuestas a El Código Da Vinci, publicado por LifeWay International en su librería local.

Ricardo Becerra – Director del Centro de Investigaciones Religiosas de Los Angeles
Fuente:Orbita
Foto: Portada del libro
25 Mar '06

Deja un comentario

*