LOS ROLLING. SUS SATANICAS MAJESTADES

LOS ROLLING. SUS SATANICAS MAJESTADES

Somos defensores del propósito que en estos tiempos los cristianos debemos ser militantes de nuestra fe. No son tiempos ni para tibios ni para timoratos. La iglesia debe estar en la calle, de pie y no refugiada en la cómoda burbuja de los cultos domingueros. El Apóstol Pedro, nos advierte en su primera epístola: Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor, buscando a quién devorar. Los Rolling, tienen algo a su favor: no engañan. No encubren sus intenciones y declaran tajantemente cuáles son sus propósitos. Ellos son sus satánicas majestades. En esta nueva gira mundial, están promocionando su teoría a favor de que la creación del mundo, obedeció al llamado efecto big bang. Es decir: que Dios no existe y por lo tanto no puede haber creado nada. Y que hacemos los cristianos? Nos admiramos de los éxitos de la banda inglesa, que la parafernalia mediática, proclama tras cada concierto. Mientras tanto, miles y miles de jóvenes, y lo que es más grave, miles y miles de mayores, siguen enrolados en la prédica manifiesta de sus satánicas majestades. En este caso como en otros muchos, debemos estar alertas como nos dice Pedro. No debemos permitir que nuestra presencia en el mundo, nos contagie con el excelente marketing del enemigo. No debemos creer que nuestra capacidad de lucha contra las tentaciones del mundo, es tan grande, que todo lo podemos soportar, que todo lo podemos vencer. Mucha gente ha caído de sus lugares, creyendo que todo lo puede vencer. Lamentablemente, es el caso de muchos adictos a cualquier tipo de drogadicción, que siempre creen que pueden controlar los efectos perniciosos sobre sus vidas. Seamos militantes de nuestra fe. Seamos militantes de las enseñanzas del Divino Maestro. No caigamos en ninguna trampa, por espectacular y atractiva que sea. Advirtamos a nuestros hijos, a nuestros jóvenes y también a nuestros mayores cuál es el propósito de la banda Rolling, sus satánicas majestades. El riesgo tal vez es mayor, por ser más descarada su prédica. Seamos militantes de la Palabra y no de las palabras del mundo. No nos dejemos engañar. La Palabra dice que Dios habita en la alabanza. El enemigo habita en la música de los Rolling, ellos mismos lo dicen cuando se autotitulan sus satánicas majestades.
Pacto Nuevo/ Por
Diego Acosta

19 Ene '06

Deja un comentario

*