INFORME DE ONUSIDA

INFORME ONUSIDA

Unos cinco millones de personas en el mundo se infectaron con el VIH/Sida durante el año que está por terminar, lo que hace un total de 45 millones de seres humanos que tienen la enfermedad, cerca del doble de la población de Perú, bastante más que la de Argentina y casi 3 veces la de Chile.
Unos 700.000 menores de 15 años figuran en las listas de los nuevos infectados, contra 4,2 millones de adultos. Sólo en este año murieron 3,1 millones de personas en el mundo a causa de la epidemia.
Latinoamérica registró 200.000 nuevos casos de Sida en este año, acumulando un total de 1,8 millones de portadores, siendo los países con mayor número de casos Brasil, Argentina y Colombia, lo que se explica por el tamaño de sus poblaciones.
Según un informe elaborado por el Programa de las Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que sólo en el 2005 unas 66.000 personas han fallecido en Latinoamérica a causa de la enfermedad.
La aparición del SIDA se remonta principios de los 80, cuando en EEUU se detectó un tipo particular de neumonía que afectaba a homosexuales. En 1982 se descubre que la patología puede transmitirse por la sangre y es bautizada como SIDA.
La prevalencia más alta de la región se registra en naciones pequeñas, como Guatemala, Honduras y Belice, donde cerca del 1 por ciento de la población adulta está infectada por el VIH.
El estudio precisa que la epidemia está creciendo por las combinaciones variables de relaciones sexuales sin protección, tanto entre varones así como entre varones y mujeres, y el consumo de drogas intravenosas.
En casi todos los países latinoamericanos los niveles más altos de infección corresponden al grupo de infectados por relaciones sexuales entre varones, en el que la prevalencia va del 2 hasta el 28 por ciento, según el país, siendo un factor más destacado que lo que normalmente se admite, precisa el informe.
En la región andina, las relaciones sexuales remuneradas sin protección y las relaciones sexuales entre varones constituyen las principales vías de propagación del VIH, “pero a medida que aumenta el número de hombres que transmiten el virus a sus esposa o novias, los canales de transmisión de diversifican”, indica.
Mientras tanto, el Caribe aparece como la segunda región más afectada del mundo, con un total de 300.000 personas infectadas y 20.000 fallecidos el año pasado, aunque las diferencias entre países son importantes, con una prevalencia superior al 3 por ciento en Haití frente a menos del 0,2 por ciento en Cuba.

Fuente: ALC
25 Dic '05

Deja un comentario

*