CHINA

CHINA

El pastor Cai Zhuohua y tres miembros de su familia fueron condenados por “prácticas de negocios ilegales” en relación a la literatura cristiana confiscada en un almacén de la iglesia. Cai, quien lideraba seis casas culto en Pekín, afirmaba que los libros se imprimieron para la distribución gratis dentro de la red de sus casas culto, pero las autoridades acusaron a Cai y a otros miembros de la iglesia de operar el almacén como una empresa lucrativa. Los abogados de la defensa respondieron que los acusados no podían ser acusados de “crímenes económicos” puesto que las Biblias no se destinaban para la venta. Cai fue sentenciado a tres años, su esposa Xiao Yunfei a dos años y el hermano de ella a 18 meses. La madre de Cai, Cai Laiyi, quien ahora tiene la responsabilidad del hijo de 5 años de Cai – dijo a Reuters que la prosecución no había encontrado ningún testigo que declare que el pastor había ganado dinero de la venta de los libros.

Presionado abandonar apelación de convicción.

El pastor Cai Zhuohua y dos cristianos más pronunciados culpables de “prácticas de negocios ilegales” han abandonado los planes de apelar sus convicciones. Según un informe de la Asociación de Ayuda a China (CAA), un funcionario de la Corte Popular del Distrito Hadian visitó a Cai en el centro de detención de Qinghe y le advirtió que su sentencia sería aumentada si él “molestaba” a los jueces con una apelación. La decisión se tomó mientras el Presidente Bush comenzó una gira de ocho días del Asia, incluyendo una visita a China el 19 al 21 de noviembre. En un discurso pronunciado en Japón, él instó a China a abrir la puerta para más libertad política y religiosa.
Fuente: Compass Direct
25 Dic '05

Deja un comentario

*