CHILE

CHILE

El Mandatario firmó ayer en La Moneda, frente a centenares de fieles y pastores protestantes, el decreto que instituye el 31 de octubre como Día Nacional de las Iglesias Evangélicas. “Declarar este día nacional, es una manera de relevar la significación histórica y social de estas expresiones de la fe cristiana en Chile”, afirmó.
Durante la ceremonia, el Jefe de Estado destacó el compromiso de su administración por estimular la libertad de culto en el país. “Hemos procurado atender todas aquellas cuestiones que podrían dificultar el ejercicio de la libertad religiosa para las entidades eclesiásticas, particularmente las evangélicas”, aseveró.
El Presidente de la República, Ricardo Lagos, señaló que la firma del decreto que instituye el 31 de octubre como Día Nacional de las Iglesias Evangélicas representa “una forma de agradecer el aporte que estas iglesias han realizado en forma permanente y sostenida a nuestra historia, a la conformación de una patria más fraterna, solidaria y humana”.
En una masiva ceremonia, realizada en el patio de Los Naranjos de La Moneda, el Mandatario recalcó que “declarar este día nacional, es una manera de relevar la significación histórica y social de estas expresiones de la fe cristiana en Chile, las hondas raíces de la cultura cristiana evangélica, que se remontan a la acogida de O´Higgins al reverendo Diego Thomson, hecho que abrió espacio al primer ámbito plural y de tolerancia en los inicios de nuestro joven país”.
En la oportunidad, el Jefe de Estado recordó el progresivo desarrollo de la legislación chilena hacia pleno reconocimiento de todos los credos. “Hemos recorrido un largo trecho para el pleno reconocimiento de la libertad de culto, un esfuerzo que se remonta a los albores de la República, cuando los padres de la patria, Carrera y O´Higgins, lo plantearon; a la reforma de 1865; a las leyes laicas; la no confesionalidad del Estado en 1925, y la Ley de Culto de 1999 que es, sin duda, es el más reciente e importante hito institucional para garantizar el derecho a la libertad religiosa”, aseveró.
Respecto de esta última legislación, el Mandatario relevó que “el nuevo marco legal ha significado un fructífero trabajo de colaboración entre las iglesias y el Estado para cumplirla a cabalidad, porque no basta sólo con dictar la ley, hay que garantizar el ejercicio en plenitud de todos los derechos que aseguran”.
En este sentido, subrayó el compromiso de su administración por asegurar la libertad religiosa y abrir mayores espacios para la participación de las diversas iglesias. “Hemos procurado atender todas aquellas cuestiones que podrían dificultar el ejercicio de la libertad religiosa para las entidades eclesiásticas, particularmente las evangélicas. Hemos examinado múltiples temas como la participación constructiva y responsable en los representantes de sus iglesias”, indicó.

Fuente:www presidencia.cl
31 Dic '05

Deja un comentario

*