ESTADOS UNIDOS

ESTADOS UNIDOS

NUEVA YORK – Apoyado en un andador y con la voz gastada, el líder evangélico más influyente de los Estados Unidos, el legendario Billy Graham, concluyó el fin de semana en Nueva York, ciudad que un día llamó ” el feudo de Satán”, su ultimo recorrido evangelizador por Estados Unidos.
El pastor, de 86 años, pudo mantenerse en pie durante la media hora que duró su sermón, escoltado por su hijo y sucesor, el reverendo Franklin Graham, heredero del imperio religioso dejado por su padre tras 60 años de multitudinarias presentaciones en 185 países que llevaron la Palabra a más de 200 millones de personas.

Unos 60 mil asistentes al Parque Flushing Meadows de Queens ovacionaron puesto en pie el viernes su ingreso al escenario acompañado de su hijo Franklin. Visiblemente agotado hacia el final de su discurso, el pastor logró, no obstante, dirigirse con claridad a los asistentes que acompañaron vivamente su alocución.
Fiel a su estilo, Graham se dio maña para combinar su mensaje de salvación con anécdotas y bromas, como la mención a los equipos de béisbol los “Yanquis” y los “Mets” de Nueva York, pidiendo al público que ore por ambos.
Muchos asistentes de esta ultima cita aceptaron la invitación del líder protestante a arrepentirse y se acercaron al estrado para aceptar a Cristo como salvador; momento característico de sus cruzadas.

“Nosotros quizás somos cristianos. Vamos a la iglesia. Hemos sido bautizados, confirmados. Pero en el fondo necesitamos algo más, y ese algo más puede ser conseguido a través de Jesús”, dijo a la audiencia.
El ministro padece de cáncer de la próstata, mal de Parkinson y una enfermedad del sistema vascular. Una fractura de la pelvis le obliga a usar un andador para desplazarse y pasa casi todo el tiempo en su casa de Montreal, Carolina del Norte.
A diferencia de otros importantes líderes protestantes, Graham no se ha visto envuelto en algún escándalo sexual o financiero. Algunos de sus opositores han criticado su cercanía a los presidentes de EE UU, en especial algunos grupos ecuménicos cuestionan su vinculación con la familia Bush.
El actual presidente, George W. Bush, quien en su juventud enfrentó problemas con el consumo de alcohol, confesó que Graham le cambió la vida y lo convirtió en un devoto lector de la Biblia.

El año 2002 Graham confrontó duras criticas al conocerse el contenido de una grabación desclasificada que reveló sus opiniones contra los judíos en una conversación que sostuvo con el ex presidente Richard Nixon. Graham estimaba
que el control de los medios de comunicación por los judíos, debía terminar, “o la Nación se iba al desagüe”.
Su heredero, el reverendo Franklin Graham, quien se ha hecho cargo de la organización construida por su padre, tampoco ha logrado esquivar las controversias. Tras el atentado contra las Torres Gemelas el 9/11, sostuvo que la religión islámica era “intrínsecamente perversa y violenta”, concitando el rechazo del mundo musulmán.

Para sus seguidores, sin embargo, la posición de liderazgo ganada por Graham hizo que sea buscado por presidentes y líderes de todo el mundo. Aseguran por ello que Billy Graham ha llegado a personificar, más que ningún otro líder religioso, el movimiento evangélico estadounidense.
Unas 300 iglesias evangélicas de la comunidad hispana de Nueva York esperaban que la cruzada de este fin de semana haga más evidente la fe cristiana en esta ciudad mayoritariamente católica.

“Hemos contactado a más de 300 iglesias hispanas para llegar a la comunidad, donde creemos que la fe en el evangelio de Jesucristo está cada vez más presente”, dijo a una agencia de noticias Atilano Castillo Jr., representante hispano de la Asociación Evangelística Billy Graham.
El reverendo A.R Bernard, pastor de Nueva York y organizador principal de la campaña, dijo: “Esta noche, uno de los íconos más respetados del mundo cristiano protestante del siglo 20 está diciendo, en resumen, adiós y poniendo fin a 60 años de ministerio”.
Fuente: Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

12 Jul '05

Deja un comentario

*

ESTADOS UNIDOS

ESTADOS UNIDOS

KENTUCKY – La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos prohibió mostrar copias de los Diez Mandamientos judeo-cristianos dentro de dos tribunales del estado de Kentucky.
A los jueces se le pidió decidir si tal alusión bíblica eran un simple tributo a la historia de Estados Unidos o una medida anticonstitucional que no respetaba la separación entre la religión y el Estado.
Al justificar la decisión, que se tomó con cinco votos a favor y cuatro en contra, el magistrado David Souter citó el “propósito predominantemente religioso” de tales despliegues.

Sin embargo, por la misma diferencia de votos, el máximo tribunal decidió permitir la presencia de un monumento de granito con los Diez Mandamientos frente a un edificio gubernamental en Texas. En este caso se determinó que el monumento era un legítimo tributo a la historia legal y religiosa del país.
“La separación entre iglesia y Estado es un tema sobre el que muchos estadounidenses tienen una fuerte posición, y la Corte Suprema no ha hecho nada para reducir la intensidad de la batalla”, dijo el corresponsal de la BBC en Washington Justin Webb.

DEBATE ACALORADO
El tema de los mandamientos había enfrentado en acalorado debate a grupos de cristianos conservadores y grupos seculares.
Parte de la polémica giró en torno a las interpretaciones de la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU., aprobada en 1791, que señala que el Congreso no puede legislar sobre el tema de la religión.
La Corte Suprema había evitado ocuparse de la situación desde 1980, cuando decidió que mostrar copias de los Diez Mandamientos en las aulas de las escuelas públicas era inconstitucional.

Fuente: Efe / ACPress.net

12 Jul '05

Deja un comentario

*