PERU

PERU
 
Los restos de un evangélico detenido y desaparecido en 1989, durante la guerra antisubversiva, fueron encontrados e identificados por autoridades judiciales y forenses en una ex base militar, informó la Asociación Paz y Esperanza.
Sin embargo, no fueron encontrados los restos del pastor de la Iglesia Evangélica Peruana (IEP) Jorge Párraga Castillo ni de Tito Roque Huamanlazo, que fueron detenidos junto con Guzmán Castillo Roque, cuyo cadáver fue exhumado, el 25 de octubre de 1989, en la localidad de Atcas, provincia de Yauyos, a unos 180 kilómetros al sudeste Lima.

En los restos de Castillo se encontró un proyectil de arma de fuego entre las costillas, restos de ropa y madera incinerada, así como algunos huesos quebrados, lo cual revelaría que fue torturado cruelmente por efectivos militares antes de ser muerto. Posteriormente su cuerpo fue incinerado y enterrado clandestinamente.
La diligencia de exhumación se realizó hace unos días en la ex base militar del distrito de Manta, provincia y departamento de Huancavelica. La diligencia estuvo a cargo del fiscal especializado en Desapariciones Forzadas, Ejecuciones Extrajudiciales y Exhumación de Fosas Clandestinas, Mario González.

Participaron además, profesionales del Instituto de Medicina Legal. Estuvieron presentes familiares de las víctimas y un equipo de la Asociación Paz y Esperanza.
Ruth Céspedes Bravo, directora regional de Paz y Esperanza, expresó que aunque no se ha podido ubicar los restos del pastor Párraga, considera que es un avance en el proceso de investigación para conocer la verdad sobre la desaparición de tres personas de la comunidad evangélica en 1989.

Paz y Esperanza reclamó a las autoridades del Ministerio de Defensa que brinden información sobre el personal militar que estuvo destacado en la ex base de Manta.
Los restos de Guzmán Castillo fueron entregados a sus familiares y han recibido cristiana sepultura, indicó.

Fuente: Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

5 Abr '05

Deja un comentario

*