LIBERIA

LIBERIA

Hace poco, los misioneros autóctonos que trabajan en Liberia, país destruido por la guerra, pudieron predicar en una aldea a la que el evangelio nunca antes había llegado. A la actividad asistieron más de 200 aldeanos. Luego de escuchar el mensaje, un total de 29, incluyendo nueve musulmanes y el jefe de la aldea, aceptaron a Cristo.

En esta apartada aldea, a finales de febrero los misioneros comenzaron una serie de reuniones evangelísticas de una semana de duración. La mayoría de los residentes son animistas, adoran espíritus de la naturaleza y a sus ancestros. Dicen que algunos hasta practican sacrificios humanos.

Los 29 que decidieron seguir a Cristo fueron bautizados y ahora asisten a los estudios bíblicos que ya se celebran en la aldea. Los misioneros pudieron construir una iglesia temporal la cual sirve a la joven congregación, en donde un pastor que ya fue adiestrado dirige el culto los domingos en la mañana.
En todo el país, los misioneros autóctonos han estado ocupados construyendo y reparando templos que fueron destruidos o dañados por los 14 años que duró la guerra civil y, recientemente por la lucha entre los cristianos y los musulmanes.

La lucha entre grupos religiosos es un conflicto relativamente reciente. Los conflictos pasados han sido motivados por las diferencias étnicas y políticas. Los obreros del evangelio esperan que, al diseminar el evangelio, la paz de Cristo sanará las heridas del prejuicio que tanto han plagado a Liberia desde su fundación en 1822. Año en que comenzaron los conflictos entre los esclavos liberados provenientes de los Estados Unidos y las etnias residentes del lugar.
Fuente: “Primicias” de Christian Aid Mission

5 Abr '05

Deja un comentario

*