TAILANDIA

TAILANDIA


A un mes del desastre del tsunami, algunas aldeas del sur de Tailandia todavía no han recibido ayuda. Los primeros en llegar con ayuda a una aldea de la costa sur fueron un grupo de misioneros autóctonos. En ningún momento esta aldea había recibido ningún tipo de ayuda del gobierno ni de las agencias de ayuda internacional.
Los misioneros autóctonos se enteraron de que una aislada aldea de pescadores había sido pasada por alto a la hora de repartir la ayuda a finales de enero. Los misioneros recogieron suministros inmediatamente y condujeron por dos horas hasta llegar a la aldea. Allí se encontraron con 70 familias que, habiendo perdido todas sus pertenencias en el tsunami, durante las últimas cuatro semanas apenas habían podido sobrevivir. Su única fuente de ingreso, la pesca, había desaparecido junto con sus 30 botes de pesca.

Misioneros cuentan que el líder de la aldea, así como las familias los recibieron con brazos abiertos y una y otra vez les agradecían el haber llegado con un camión lleno de suministros y materiales de construcción.
Los residentes han estado tratando de sobrevivir y de limpiar la aldea por sí mismos, pero estaban muriendo de hambre y perdiendo las esperanzas. Están tan agradecidos del esfuerzo realizado por el equipo de misioneros que inmediatamente les pidieron que fundaran una iglesia en su aldea.
Este es uno de varios templos misioneros que, desde que comenzó a llegar la ayuda, se ha tenido la oportunidad de fundar en el sur de Tailandia. Con más de 20 personas que aceptan a Cristo cada día, el próximo paso es fundar una iglesia en cada región.
Entre sus planes está continuar ayudando a estas aldeas durante el proceso de reconstrucción, el cual tomará varios años, reconstrucción física, pero también espiritual.

Fuente: “Primicias” de Christian Aid Mission

10 Mar '05

Deja un comentario

*