ESPECIAL

ESPECIAL

Día Mundial de la Salud 2005 enfoca a madres y niños

Washington, D.C., (OPS)—Este año, el día mundial de la salud estará dedicado a la salud maternoinfantil, con el objetivo de reducir las muertes infantiles y aquellas relacionadas con el embarazo y el parto.
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren cerca de 11 millones de niños, lo que representa unas 30.000 muertes por día. El 40% de estas muertes ocurre durante el primer mes de vida.
En los países en desarrollo, las complicaciones del embarazo se encuentran entre las causas principales de muerte y discapacidad en mujeres de entre 15 y 49 años. Se calcula que el 15% de las mujeres gestantes están amenazadas por complicaciones relacionadas con atención no calificada.
Para una mujer nacida en América Latina o el Caribe, las probabilidades de morir por complicaciones del embarazo son 27 veces mayores que para una mujer nacida en Estados Unidos.

La terrible paradoja es que la mayoría de las causas que llevan a todas estas muertes son tratables y hasta prevenibles.
En el marco de este día mundial de concientización, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) insta a los gobiernos, grupos privados, organizaciones no gubernamentales, comunidades y particulares a que consideren esta fecha como una oportunidad para reconocer que cada mujer tiene derecho a un embarazo y un parto sin riesgos y que los niños tienen derecho a vivir una vida sana, con el fin de comprometerse a actuar de inmediato.
Reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad infantil y reducir en tres cuartas partes la tasa de mortalidad materna son dos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, un compromiso de los países del mundo para lograr que todas las personas tengan una vida plena y saludable.
La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.
Fuente: OMS web

21 Mar '05

Deja un comentario

*

ESPECIAL

ESPECIAL

PARIS – A pesar del aumento del laicismo y de la indiferencia hacia las iglesias, casi las tres cuartas partes de los europeos dijeron en un sondeo de opinión francés que creían en Dios y más de la mitad espera alguna forma de vida después de la muerte.
Polonia encabezó la lista, realizada por la edición francesa de Readers Digest, donde el 97 por ciento de los encuestados dijo tener fe en Dios, seguido de Portugal con el 90 por ciento.
Otro de los países que figuraba en la lista de los más creyentes fue Rusia, con un 87 por ciento, Alemania, con 67 por ciento, y Francia con 60 por ciento. Por lo que el promedio europeo se ubicó en un 71 por ciento.
La República Checa mostró ser la más agnóstica, al ubicarse en el último lugar con un 31 por ciento, después de Holanda con un 51 por ciento.

VIDA DESPUÉS DE LA MUERTE
La lista de países siguió el mismo patrón para aquellos que creían en la vida después de la muerte, aunque los resultados se ubicaron entre 10 y 20 puntos porcentuales por debajo de la creencia en Dios, y situó el promedio europeo en un 51 por ciento.
En comparación con su elevada fe, los rusos se mostraron notablemente escépticos sobre la vida después de la muerte, y sólo el 51 por ciento dijo creer en eso.
Los rusos también fueron profundamente escépticos para responder si las grandes religiones del mundo hacían el bien en el mundo. Sólo el 36 por ciento de ellos dijo que lo hacía, en comparación con el promedio europeo que fue de un 52 por ciento.

ASISTENCIA A CULTOS RELIGIOSOS
El sondeo mostró que el 20 por ciento de los europeos dice que asiste a menudo a servicios religiosos, el 65 por ciento dijo que lo hacía ocasionalmente y el 14 por ciento dijo que nunca lo hacía. Un 36 por ciento dijo que rezaba seguido y un 49 por ciento indicó que lo hacía de vez en cuando.
Fuente: REUTERS / ACPress.net

10 Mar '05

Deja un comentario

*