VENEZUELA

VENEZUELA

De cuatro impactos de bala falleció la madrugada de este miércoles en la
sala de emergencia del hospital Raúl Leoni de Guaiparo, el joven Rubén José
Peñalver García, de 26 años de edad, tras ser atacado por dos desconocidos
en las afueras de la residencia de un familiar. Deja 4 hijos huérfanos, tras
ser asesinado a sangre fría.
El joven, que trabajaba en la cantera La Concepción desde hace seis años,
formaba parte de la comunidad de la iglesia evangélica Camino a Canaán, en
San Félix, y desde hace poco más de un año era pastor en esa comunidad
cristiana.

La desgracia ocurrió en plena calle, cuando el joven pastor llegó hasta la
casa de su cuñada y en compañía de su esposa para buscar a su hijas, las que
habían quedado con un familiar.
Peñalver, a pesar de la insistencia de su cuñada, decidió esperar afuera que
su esposa saliera con las pequeñas, lo que fue aprovechado por dos maleantes
que sin mediar palabra le propinaron cuatro impactos de bala.

Dado el crítico estado de salud de la víctima, los médicos decidieron
trasladar al paciente hasta el Hospital Raúl Leoni de Guaiparo. Una unidad
del servicio de emergencia 171 fue la encargada del trasladar al hombre
herido hasta el centro asistencial, donde falleció a poco de ingresar.
Los familiares de la víctima desconocen los motivos que pudieron tener los
dos desconocidos para acabar con la vida de este hombre, querido y respetado
en la comunidad.

Algunos de los vecinos aseguran que probablemente el hecho respondió a
alguna equivocación, pues no había razones para que nadie decidiera acabar
con la vida de una persona que constantemente ayudaba a sus allegados y
velaba por el bien de la comunidad cristiana.
Fuente: El Correo Caroní / ACPress.net

2 Feb '05

Deja un comentario

*