TRAS EL TSUNAMI

TRAS EL TSUNAMI

Las Islas de Andaman y Nicobar, cerca de la costa sur de la India, fue una de las áreas más afectadas por el Tsunami del 26 de diciembre. En algunas islas, solo sobrevivió un tercio de la población.
Christian Aid ayuda a un ministerio autóctono que tiene docenas de familias misioneras viviendo en las islas. Están trabajando entre las tribus aisladas, que nunca han escuchado el evangelio anteriormente, tales como Jarawas, Shompens y Nicobarese. Muchos de estos misioneros han sufrido grandemente: un hombre perdió a su esposa en las olas, varios miembros de la iglesia y muchos perdieron casas y los edificios de sus iglesias.
El líder del ministerio pudo visitar las islas a mediados de enero. Él escribe, “Todos nuestros misioneros nos encontraron en el aeropuerto. Cuando nos vieron, comenzaron a llorar. Lloramos con ellos y los consolamos”.

A la vez que se esfuerzan por reconstruir sus vidas luego del tsunami, los misioneros autóctonos están ayudando a miles de familias desplazadas. Desde distribuir ropa y alimentos en campamentos de refugiados, hasta hablando con personas traumatizadas, continúan sirviéndole al Señor, a pesar de su propia tragedia.
Residentes de un campamento, les pidieron a los misioneros que realizaran una reunión Cristiana. Luego que el evangelio fue presentado a las 1,200 víctimas del tsunami, casi 1,000 tomaron la decisión de seguir a Cristo.

Los residentes de las islas y los misioneros están preocupados particularmente con los cientos de niños que son huérfanos a causa del tsunami, algunos quiénes viven en una escuela Cristiana interna, en India, operada por un ministerio autóctono. De los más de 20 niños en la escuela, todos menos ocho perdieron sus padres.
El líder escribe de esos que encontró en las islas, “Las miradas en blanco y lágrimas de esos niños todavía permanecen en mi memoria y ante mis ojos”. Él dice que la tribu Nicobari, le suplicaban que se llevara consigo a los niños huérfanos, a India. Movidos por esta necesidad, él y su ministerio planifican llevar por lo menos 100 niños huérfanos a la escuela interna en Tamil Nadu.
Por favor oren por los misioneros mientras se recuperan de la devastación del tsunami. Oren también por los niños que han perdido a sus padres, y que el Señor sea su consuelo y ayuda.

Fuente: “Primicias” de Christian Aid Mission
14 Feb '05

Deja un comentario

*