SUECIA

SUECIA

El pastor protestante sueco Aake Green, condenado el año pasado a prisión por expresiones tachadas como “homofóbicas” y considerado un mártir por sus seguidores, reafirmó hoy, en el aula de una Corte de Apelaciones, su convicción de que la fe cristiana es incompatible con la homosexualidad.
En un primer momento, el pastor pentecostal fue condenado a un mes de cárcel porque durante un sermón en una iglesia de Borgholm, en la isla de Oeland, en agosto de 2003, atacó a la homosexualidad al aseverar que “la anormalidad sexual es un cáncer de la sociedad” y “el Señor sabe que los desviados sexuales violentarían hasta los animales”.
La condena del pastor desató indignación, que derivó en la acusación a Suecia de no respetar la libertad religiosa ni la de expresión.

Fuente: ANSA / ACPress.net

6 Feb '05

Deja un comentario

*