INDIA


INDIA


Es la iglesia local la que tiene el mayor impacto, y también la carga más grande, en las áreas devastadas por el tsunami en Asia. “Estamos abrumados por el dolor a causa de esta gran tragedia”, dice David Mohan, pastor de una gran iglesia cristiana evangélica en India. “Todas las iglesias locales están buscando maneras de servir a los dolidos, pero nuestros recursos son limitados.
Trabajar juntos nos brinda la mejor oportunidad de servir a los que están sufriendo”.
Muchos pastores y congregaciones locales están distribuyendo diligentemente comida, agua, mantas, tiendas de campaña, medicina y máscaras, además de atender a las necesidades espirituales de las personas en sus propias comunidades.

“Nuestra estrategia aquí es mostrar el amor de Cristo de forma práctica y permitir que el Espíritu Santo toque sus corazones”, dijo Tommy Smith, el director nacional de EQUIP en Indonesia. EQUIP es una organización internacional que desarrolla el liderazgo, fundada por John Maxwell en 1996. Está colaborando desde hace tiempo con iglesias de Indonesia e India para proveer recursos para las personas que tienen mayor necesidad.

Cuando le pidieron que describiese lo estaba viendo y sintiendo, Smith dijo que lo que más le impactaba era el “olor a muerte” que impregnaba todo.
“Es un olor que no puedes superar; que no puedes olvidar. Para que os hagáis una idea, esta tarde cuando volvíamos a Yakarta, estábamos de pie junto al portaequipajes y había el mismo olor que me recordaba a cuando estuve en Aceh ayer. Parecía que cualquiera que estuviese cerca de mí obviamente había estado allí y el olor permanece”.

La noche antes de estas declaraciones, Smith y su equipo trajeron leche con chocolate y galletas para los niños de la zona. “Era un sentimiento maravilloso poner algo en las manos de aquellas personas, a pesar de que había muerte alrededor. Ayuda mucho ver a los niños esbozar una gran sonrisa. Esto es lo que nos ayuda a ser capaces de seguir trabajando”.

PREPARANDO A LA IGLESIA
Como coordinador nacional de EQUIP, Smith organiza y dirige ocho seminarios al año para representantes de más de 175 denominaciones, en las cuatro ciudades más grandes de Indonesia: Yakarta, Surabaya, Medan y Bandung.
Además de su trabajo con EQUIP, Smith y su mujer, Poppi, sirven como misioneros representantes de una gran iglesia en Indonesia que está hermanada con la Iglesia de Dios (Cleveland, TN). Smith nació en Georgia, y fue un evangelista y pastor asociado en los Estados Unidos antes de ir a Indonesia como evangelista en 1983. Él y Poppi se conocieron y se casaron en
Indonesia.

UN LARGO TRABAJO DE AMOR
En la clínica médica de la iglesia, hasta 20 voluntarios están cuidando aproximadamente a 1.000 pacientes cada día. La congregación ha montado una estación de ayuda y han traído camiones con 10 toneladas de comida y existencias, además de 1.000 colchones.
Uno de los políticos del distrito, un teniente alcalde, dio las gracias al equipo por los colchones y la medicina, y pidió más comida y ropa. “Nos dio su lista de deseos”, dijo Smith. “Así que tenemos a un oficial del gobierno musulmán diciendo a dos pastores evangélicos ´gracias por venir y ayudarnos´. Está claro que esta es la forma en la que Dios nos ayuda a avanzar”. “No es un trabajo que se pueda terminar en una semana”, enfatizó Smith. “Tardará mucho tiempo en reconstruirse.

Fuente: Faith / Catherine Shepherd /ACPress.net

6 Feb '05

Deja un comentario

*

INDIA

INDIA


Dirigiendo los esfuerzos de ayuda para las víctimas del tsunami de un ministerio autóctono cristiano se encuentra un teniente coronel retirado que además de su experiencia logística muestra verdadera empatía por los sobrevivientes.
El teniente coronel, ahora cristiano, estuvo 27 años en el ejército de India. Y aunque todos conocen que tiene experiencia en llevar a cabo operaciones a gran escala, lo que lo distingue de los demás es su dedicación a la interacción personal y atención a las necesidades individuales de los sobrevivientes.
 
Uno de los líderes del ministerio escribe que: “está en contra de que la ayuda que se dé sea como una línea de producción, sino que insiste en personalizar la ayuda para cada familia”. Esto significa que para averiguar cuáles son las necesidades particulares de cada familia y sus individuos hay que visitar cada una de las comunidades afectadas (el ministerio está trabajando en los estados de Kerala y Tamil Nadu). Una vez que los obreros del evangelio recogen los materiales necesarios, regresan a distribuirlos entre los sobrevivientes personalmente.

Muchos de los residentes de India están patrocinando esta ayuda con lo poco que tienen, incluyendo la ropa que tienen puesta. El líder de este ministerio explica que este teniente coronel les cuenta a los demás hindúes de la necesidad que existe y así recauda ayuda. Los dueños de los negocios donan ropa y alimentos; algunas mujeres han donado saris totalmente nuevos para cubrir a los que lo perdieron todo en el desastre.
 
Con cada caja de ayuda, la familia recibe un folleto que contiene una oración y que les sugiere que oren al Señor para que les dé paz y los reconforte. También incluye una dirección de correo a donde puede escribir todo aquel que desee recibir ayuda espiritual adicional. Cuando los obreros regresan a esas comunidades y hablan con las familias, encuentran que luego de hacer la oración y haber experimentado paz y recibido ayuda, ahora tienen muchas preguntas sobre el amor de Cristo.
Muchas familias están muy agradecidas porque los obreros del evangelio los tratan con dignidad, como tratarían a los miembros de su propia familia. En India el número de muertos sobrepasa los 10,000. Se estima que el 40% de estos eran niños.
Fuente: “Primicias” de Christian Aid Mission

6 Feb '05

Deja un comentario

*