EL CRISTIANO Y… LA CONCIENCIA


La historia universal, lamentablemente tendrá que dejar para las generaciones futuras, el registro de que el Siglo 21 se inició teniendo a la sociedad humana enferma. No nos estamos refiriendo a las enfermedades del cuerpo, que son importantes, sino peor aún, a las enfermedades del alma regida por una conciencia totalmente distorsionada del modelo de convivencia civilizada en la humanidad para la cual fue creada.

I ¿QUÉ ES LA “CONCIENCIA”?

DEFINICIONES


-“Es la facultad común a todos los agentes morales libres, en virtud de la cual discernimos entre el bien y el mal, y nos vemos impulsados a elegir el bien y a rechazar el mal”
-“Propiedad del espíritu humano de reconocerse a sí mismo en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que experimenta”

Es un sentir espiritual íntimo en relación al bien y al mal.
Juan J. Rousseau dijo: “La conciencia es la voz del alma; las pasiones son la voz del cuerpo”
La conciencia no pertenece al área de los sentidos; tampoco se limita a leyes humanas porque no concierne “al orden jurídico”.
La conciencia es el “sistema de alarma” que Dios ha colocado dentro de nosotros. Al sentir dolor, debemos congratularnos, pero también preocuparnos de ella inmediatamente.
Lamennais dijo: “La conciencia es un santuario sagrado donde solo Dios puede entrar como Juez”

II ¿CUÁL ES EL SISTEMA DE FUNCIONAMIENTO DE LA “CONCIENCIA”?

Si a usted le hicieran esta pregunta, ¿qué contestaría? ¡Piense!
Cada criatura humana nace con ésta facultad inherente al espíritu, lista para desarrollarse conforme reciba información y formación de la cultura del medio ambiente al que pertenece; eso es educación.

La cultura de su medio ambiente, en materia de conciencia, la integran los conceptos y preceptos raciales y religiosos codificados por la ética de esa cultura.
Etica es: “Ese conjunto de normas morales que regulan las conductas humanas” y por Moral: Se entiende lo relacionado al bien en conceptos y acciones en contraposición al mal o lo malo.

¿CUÁNDO SE INICIO EN EL HOMBRE EL CONOCIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL?

-La Biblia puntualiza que el hombre fue creado a “imagen y semejanza de Dios” Gén. 1:27
-El primer hombre creado por Dios, no conocía el mal, simplemente porque en su “medio am-biente” no existía el mal.
-La prueba de su “libre albedrío” –esa facultad de decidir y obrar por voluntad propia-, consistió en la opción de obedecer o desobedecer al único mandamiento que Dios le dio. ¡Nada más! Gén. Cap. 2
-Su desobediencia voluntaria le hizo actor del mal.
-A partir de ese instante, se generó en la primera pareja humana la conciencia, distinguiendo el bien del mal. La referencia es que ambos “se escondieron de Dios porque le tuvieron mie-do” Ese miedo se les autogeneró por la alarma que se disparó en el espíritu de ambos sin que Dios les dijera una sola palabra!!
Fundamental leer Génesis Cap. 3! Documento básico para entender el comportamiento humano en su relación con Dios y la respuesta de Dios al hombre para recuperarlo.
-Al mal en todas sus expresiones, sea de: pensamiento, intención, deseo, palabra, acción y omisión, la Biblia denomina: “Pecado”
-He ahí el pecado madre, engendro de todos los demás pecados, que es la simple desobe-diencia a la Palabra de Dios, que no son otra cosa que leyes para nuestra vivencia y convivencia feliz.

¿CÓMO SE HEREDA Y SE DESARROLLA LA “CONCIENCIA” EN CADA CRIATURA QUE NACE?

-Se hereda en su espíritu humano por la ley de la genética.
“Así pues, por medio de un solo hombre entró el pecado en el mundo y trajo consigo la muerte, y la muerte pasó a todos porque todos pecaron” Rom. 5:12, 3:9-12 y 7:14-24

-Se desarrolla por el aporte cultural-religioso de su “medio ambiente”
Este es un factor muy a tener en cuenta; de lo contrario, no vamos a entendernos nunca los que somos de distintas regiones, razas y culturas con sus religiones autóctonas y peculiaridades familiares.
Se inicia el desarrollo de la conciencia por un proceso natural de información y archivo de los datos que le aporta la familia sea de donde sea, acompañada de la formación de la criatura.

-Esa información se pone a prueba cada vez que el ser tiene que hacer una elección o una decisión, manifestando así su comportamiento personal en base a su libre albedrío.
-La conciencia comienza a actuar haciéndole sentir bien cuando obedeció a esas leyes y a molestarle si las transgredió.
De ahí nuestros desencuentros y enfrentamientos entre gente aún de la misma región pero con una educación diferente; ¡ni qué pensar con los de regiones y culturas que nada tienen que ver con la nuestra! ¿Se va dando cuenta…?
¡Lo que para usted es bueno, no se extrañe si para mí es malo!
La pregunta que surge es: ¿Cómo puedo saber entonces qué es bien y qué es mal? ¿No hay unpatrón universal del bien y del mal?
SI, hay, y por lógica procede del único Creador de toda la especie humana sin distinción.

LA CONCIENCIA “UNIVERSAL” DE LA EXISTENCIA DE DIOS

El Creador del ser humano, DIOS, estampó en la conciencia de su criatura Su existencia. No solo su existencia, sino la imperiosa necesidad de relacionamiento con su Creador Unico, pues hay un solo Dios, no más! Isaías Cap.44 (apología propia)
-El relacionamiento con nuestro Creador Dios es en base a la forma que El dispuso como la lógica lo impone. Los dos primeros hijos de Adán y Eva, que fueron Caín y Abel, lo entien-dieron bien. Pero a Caín se le ocurrió relacionarse con Dios a su manera. Y como no se pudo imponer a Dios, se apartó de El, creando religión propia. Gén. Cap. 4

Con el correr de los siglos, nos encontramos con:
– La mitología pagana donde da cuenta de multiplicidad de dioses con sus ritos y cere-monias peculiares a cada uno, según pertenezcan al bien o al mal. (Halloween, por ej.)
– El gran vacío espiritual que no llenaban y no llenan aún hoy los millones de dioses que todavía tienen, por ejemplo, en la India y otras culturas similares. En la antigua Atenas, en el inicio de nuestra era cristiana, San Pablo encontró entre los muchísimos, un altar con la siguiente inscripción: “Al Dios no conocido” Hech. 17: 22-23
– La invención de “ídolos” modernos, cosas por las que vive el hombre de los siglos 20 y 21 como el materialismo, el sexo, el poder, etc, que están sumergiéndolo a una de-presión masiva con creciente índice de suicidios, enfermedades malignas y delincuen-cia de todos los colores con la etiqueta algunos de: corrupción.
– Y para colmo de males, nos encontramos con la renovada mitología hinduista-budista que aseguran que del “cosmos con su energía” derivan nuestros espíritus que, incur-sionando en sus técnicas y filosofías, llegamos al punto cero donde se inició la histo-ria de la desgracia humana allá en el Jardín o Huerto del Edén.

¿Sabe usted cómo empezó todo…?

El registro bíblico del hombre original dice así:
“La serpiente era más astuta que todos los animales salvajes que Dios el Señor había creado, y le preguntó a la mujer: -¿Así que Dios les ha dicho que no coman del fruto de ningún árbol del jardín? Y la mujer le contestó: -Podemos comer del fruto de cualquier árbol, menos del árbol que está en medio del jardín. Dios nos ha dicho que no debemos comer ni tocar del fruto de ese árbol, porque si lo hacemos, moriremos.
Pero la serpiente le dijo a la mujer: -No es cierto. No morirán. Dios sabe muy bien que cuando ustedes coman del fruto de ese árbol podrán saber lo que es bueno y lo que es malo, y que entonces serán como Dios.” Gén. 3:1-5

Bueno, se cerró el círculo. Hoy, con mucho más énfasis y técnicas con sus filosofías y autosuficiencias, el ser humano dice ser uno mismo dios. Las frases comunes son:
-Yo mando en mi vida; Yo lo siento así; Yo lo hago a mi manera…etc.
La antigua serpiente quien es Satanás, el diablo, muy de moda hoy con sus símbolos co-mo el dragón, la serpiente, las figuras grotescas demoníacas del cine, la televisión, los tatuajes, la vestimenta y cuanto más se le ocurra la inspiración del demonio, es la que tiene como meta la creencia universal que el hombre puede llegar a ser un dios, parte del dios universal que es el cosmos con su “Nueva Era”, Nuevo Orden; Nuevas leyes espiri-tuales, y con la palabra clave: “energía” para suplantar al verdadero Dios.
El control mental no es otra cosa que el control del otro gran espíritu, único en su género, quien es el que osadamente le dijo a Jesucristo en la famosa “Tentación del Señor”:
“…el diablo lo llevó a un cerro muy alto, y mostrándole todos los países del mundo y la grandeza de ellos, le dijo: -Yo te daré todo esto si te arrodillas y me adoras” Mat.4: 8-9

Su ambición, ser él dios, finalmente lo permitirá el Creador y Unico Dios en la era apocalíptica, cuando surgirá el dictador mundial que gobernará el mundo por el poder de Satán.
Son llamados “La Bestia” y “el Dragón” en Apoc. Cap. 13

III LA INTERVENCIÓN DE DIOS PARA ILUMINAR LA CONCIENCIA DEL HOMBRE

Por ser la conciencia parte del espíritu del ser humano, es agente rector del comportamiento individual que nuestro Creador Dios tendrá en cuenta en el día del “Juicio final”. Apoc. 20:11-15
Nadie atribuirá injusticia a Dios en tal instancia, porque El ha dispuesto iluminar las conciencias de tal manera que ningún ser creado quedará ignorante de su Persona y su Justicia.

¿CUÁLES SON LOS PROCESOS UTILIZADOS POR DIOS PARA ILUMINAR LA CONCIENCIA DE CADA INDIVIDUO?


– La ley moral impresa en la conciencia de cada individuo que pertenece al mundo pagano. Rom. 2:14-15
– El relacionamiento personal que Dios tuvo con determinados individuos en la antigüe-dad a quienes utilizó como testimonio de su Persona para iluminar conciencias de sus contemporáneos.
Ejemplos: Noe en la era antediluviana Gén. Cap.6; 2Ped. 2:5 y Heb. 11:7
Abraham el patriarca en la era postdiluviana, trasladado de Caldea (antigua cuna de civilización oriental) hasta el extremo occidental Canaán. Llegó también al Egipto de los faraones. Rom. Cap. 4 y Heb. 11:8-16
– La entrega de la Ley Moral-Religiosa a Moisés no solo para Israel sino para todo el mundo, que debía ser difundido por este pueblo formado con tal fin.
Exodo Cap. 20, 1Reyes 8:58-60
Esta forma de manifestación de Dios a través de la Ley (mosaica), se expandió por los grandes imperios antiguos como el de Babilonia, Medopersa, Griego y Romano, llegando hasta los palacios imperiales por profetas y sacerdotes judíos de la dispersión,
incluyendo al Ap. San Pablo en la era cristiana. Dan. 4:34 y 6:25-28

LA ULTIMA Y DEFINITIVA REVELACIÓN DE DIOS EN EL PROCESO DE ACCEDER A UNA CONCIENCIA LIMPIA: ¡¡LA PERSONA Y OBRA DE JESUCRISTO!!

La Ley, si bien era y es perfecta, Stgo. 2:8-13, nadie tuvo ni tiene la capacidad de cumplirla totalmente como Dios lo requiere con todo derecho. Sin embargo, sabiéndolo de antemano, Dios mismo preparó fácil acceso a un relacionamiento correcto con El por medio de Jesucristo Su proclama fue:
“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre”Juan 14:6

¿Usted descubrió la magnitud de la implicancia de esta proclama?
Jesucristo fue a la vez “Cordero, Sacerdote y Altar” que pagó la condena de mis pecados y los suyos y de todo el mundo desde Adán y Eva, con su sacrificio perfecto en la Cruz del Calvario; ya que fue el único ser nacido de mujer que no heredó el pecado por ser el mismo Dios.

Ese sacrificio dio satisfacción a todas las leyes de Dios que demandaban acto de limpieza de todo tipo de pecados. Hebreos Caps. 8 al 10
“Pero si esto es así, ¡cuánto más poder tendrá la sangre de Cristo! Pues por medio del Espíritu eterno, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio sin mancha, y su sangre limpia nuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para que podamos servir al Dios viviente” Hebreos 9:14

¿CUÁLES SON LAS VARIADAS REACCIONES DEL HOMBRE FRENTE A LA CUESTIÓN DE SU CONCIENCIA?

– Satisfacer la conciencia mediante actos religiosos (por medio de “obras”)
“La conciencia es un perro guardián que ladra al pecado” Proverbio
Ejemplo bíblico clásico: Saulo de Tarso (quien llegó a ser San Pablo)
Fue un religioso judío tan estricto consigo mismo en cumplir la Ley de Moisés, que se transformó en un implacable perseguidor de los cristianos creyendo en su conciencia que estaba cumpliendo con Dios. Hechos 26:4-5 y 9-11

Hoy: Los “kamikases” del Islam, por ejemplo. El fundamentalismo religioso imprime una conciencia subordinada a la religión, a sus di rigentes y líderes como si fueran al Dios Creador mismo. Los militantes no tienen la opción de reflexionar e investigar acorde a aquella conciencia universal que hace distinción entre el bien y el mal porque su conciencia fue programada para proceder así; y debemos entender que para los tales matar es un acto de supremo bien. Así procedió la Santo Oficio o Inquisición; como determinadas sectas inductoras de suicidio colectivo. ¿Se comprende…?
La conciencia actúa según la fuerza del patrón con que uno le dejó imprimir…

– Satisfacer la conciencia por medio de conducta correcta, buena moral
Se conoce las reglas de la moral, incluso de la ética cristiana, y se trata de vivir en con-formidad. El argumento clásico es:
“Yo no le hago mal a nadie; ayudo todo lo que puedo; me llevo bien con la gente; soy buena madre y esposa, o, buen padre y esposo. Cumplo con mis deberes, no robo, no tengo vicios, …y, soy mejor que muchos que se la pasan en la iglesia…!! ¿Verdad?
Quevedo dijo: “Muchos son los buenos, si se da crédito a los testigos: pocos si se toma declaración de su conciencia.
La Biblia dice: “Porque Dios no declarará a nadie libre de culpa por haber cumplido la ley (moral), ya que la ley solamente sirve para hacernos saber que somos pecadores” Rom. 3:20

– Satisfacer la conciencia propia haciendo resaltar el pecado ajeno
La Biblia presenta un ejemplo clásico que dio lugar a una frase de Jesucristo que se hizo muy famosa.
“Aquel de ustedes que no tenga pecado, que le tire la primera piedra” Juan 8: 1-11
¿Resultado? ¡Todos se retiraron comenzando por los más viejos!
¿Qué pasó, dónde radicó el resurgimiento de la conciencia original del bien y el mal?
¿Se dio cuenta? ¡En el contacto directo con la Persona de Jesucristo. Aún desde el lado de la oposición, la conciencia fue iluminada y activada!

– Conciencia limpiada y renovada por el genuino arrepentimiento ante Jesucristo
Continuando con el mismo caso, la mujer que fue acusada de adulterio y traída delante del Señor para que fuese obligado a ejecutar la sentencia de la Ley de Moisés en tales infracciones, no se retiró como podía haberlo hecho una vez que sus acusadores se fue-ron. Ella permaneció ante el Señor esperando su sentencia admitiendo su pecado.
¿Qué pasó? El relato bíblico continúa así:
“Cuando Jesús se encontró solo con la mujer que se había quedado allí, se enderezó y le preguntó: Mujer, dónde están, ninguno te ha condenado?
“Ella le contestó: -Ninguno, Señor. Jesús le dijo: -Tampoco yo te condeno; ahora vete, y no vuelvas a pecar.”
Sólo Jesucristo tiene el derecho de perdonar pecados y salvarnos de la condenación porque sólo El los pagó por amor a nosotros crucificado en el Calvario.
Si permanecemos en su presencia, arrepentidos de corazón y admitiéndolo como único Salvador y decidimos seguirlo como al Señor de nuestra vida, El quita todo sentimien-to de culpa, por más grave que haya sido el pecado que hayamos cometido, porque solo por su Espíritu Santo que aplica su Palabra escrita en la Biblia, penetra en nuestra con-ciencia y la limpia de todo pecado, aún habiéndolo cometido muchos años atrás.
La demanda es FE y OBEDIENCIA a la Palabra de Dios.
1Juan 1:7 al 2:2 Rom. 5:1-2
Resultado: Justicia y paz mental por conciencia limpiada por Cristo mismo.
¿Tiene idea del potencial que hay en la Palabra de Dios para sanar la mente, curar las emociones dañadas, sacar todas las amarguras, desarraigar vicios…? 2Tim. 3:16-17!!

Caso opuesto: Judas, él también se arrepintió pero no volvió al Señor para pedir per-dón, y su remordimiento lo condujo al suicidio. Mateo 27: 3-5
Alguien dijo: “La conciencia es una guía segura sólo cuando Cristo es el guía de la conciencia”

– Conciencia endurecida por acciones repetidas de negación a su voz
Finalmente cabe advertir en la exposición sintetizada del tema de la conciencia, que só-lo uno mismo tiene el libre albedrío de acallar la conciencia terminando por endurecer-la al grado que ya no funcione más. ¿Conoce alguna persona o personaje así…?
-No alimentarla con la Palabra de Dios, se corre el riesgo de acallar la conciencia.
-No obedecer a la Palabra de Dios, se corre el riesgo de acallar la conciencia.
-Insistir en pecar y no arrepentirse de corazón, corre el riesgo de acallar la conciencia.
-Utilizar la Palabra de Dios para fines carnales y comerciales, significa que ya acalló la conciencia. Y así por el estilo.

Leer: Jer. 16:10-12; Ef. 4:17-19; Tito 1:15-16

IV. ¿CÓMO LOGRAR UN MANTENIMIENTO SANO DE NUESTRA CONCIENCIA?

1. Leyendo y obedeciendo la Palabra de Dios que es la Biblia, de tapa a tapa. Sal. 119: 11
2. Haciendo periódicamente un auto examen de conciencia según la Palabra. 2Cor. 13:5
3. Pidiendo a Dios que le muestre si tiene algo malo que no se da cuenta. Sal. 139:23-24
4. Manteniéndose en comunión con la familia de Dios para el ejercicio de relaciones sanas interpersonal y grupal. Hebreos 10:19-25
5. Manteniéndose firme en la fe y buena conducta a pesar de todas la oposición y presiones de donde vengan. Hech. 4:17-20
6. Respetando la conciencia de la otra persona. 1Cor. 8:7-12


CONCLUSIÓN
Dios nos creó con conciencia para que, dejándola iluminar por El mismo a través de su Palabra guiada por el Espíritu Santo, lleguemos a comprobar cuánto nos ama y cuánto hizo por cada una de sus criaturas. También para saber cuál es su buena voluntad para la presente vida terrena a fin de que la vivamos con propósito para su gloria. Por lo tanto, no debe asustarnos la siguiente sen-tencia: “…está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto, el juicio..”
Hebreos 9:27
3 Dic '04

Deja un comentario

*