DROGA

DROGA
Un informe realizado por la Junta Nacional de Drogas con la financiación de la Organización Mundial de la Salud concluyó que el alcohol es la droga lícita de mayor consumo entre los uruguayos.
La investigación titulada Alcohol, Género y Cultura, que forma parte del informe Genacis de la OMS, reveló que casi el 50% de la población consume bebidas alcohólicas en forma habitual y que el 88,7% las ingirió en al menos una oportunidad.

De acuerdo a lo señalado por la secretaria general de la JND, doctora Raquel Magri, quien estuvo a cargo del proyecto, lo realmente novedoso de las conclusiones radica en el cambio de las costumbres uruguayas. “Hace 30 años la influencia de los inmigrantes españoles e italianos hacía del consumo de alcohol un rito familiar que tenía lugar solo durante las comidas. Y debido
a que el consumo excesivo era mal visto la propia familia actuaba como elemento moderador del mismo. Hoy el consumo tiene otros fines y los niveles de tolerancia han aumentado”, explicó.

Actualmente los uruguayos utilizan el alcohol como cualquier otra droga, legal o ilegal, para “ser otro”, o lo que en términos más académicos responde a un tipo de “consumo farmacológico”. Este tipo de consumo determinó el abandonó del ámbito familiar como marco del mismo para incursionar en otros, primando entre ellos el consumo en soledad. Estas modificaciones en los hábitos se ven amparadas en el incremento de la tolerancia social al consumo de drogas. Según afirmó Magri, en un estudio
efectuado en Punta del Este en el año 1993 ya había quedado en evidencia este cambio de la coerción social hacia las adicciones.

Otra de las conclusiones que causaron sorpresa entre los investigadores fue la feminización del consumo. De acuerdo a los datos obtenidos, el 90% de las mujeres menores de 30 años consume o consumió alcohol, en tanto que los mayores niveles de abstinencia en aquellas que superan esa edad.
Esta arista de la problemática está directamente relacionada con la disminución de la edad de inicio. Aquí se presenta una contradicción ya que se sitúa la edad más frecuente de iniciación en los 18 años, pero a la vez se indica que en los estudiantes de enseñanza media la misma se reduce llegando a ubicarse entre los 12 años para los varones y los 13 para las niñas.

Sin embargo el grupo considerado de riesgo ­que comprende a 22 de cada 100 uruguayos­ está conformado por hombres que habitan en Montevideo menores de 35 años y son quienes presentan niveles de consumo habitual alto o “de gran riesgo en por lo menos algunas bebidas”. Entre ellos se puede realizar un corte etario que nucleando a los varones entre 18 y 25 años debido que estos coincidieron en sostener que el alcohol “facilita la interacción social”, entre otras cosas. Asimismo este grupo etario demostró desconocer los perjuicios para la salud que conlleva el alcohol, sosteniendo que beben “hasta sentir sus efectos”.
Fuente: La República en la RED

25 Nov '04

Deja un comentario

*