CHINA

CHINA

Oficiales chinos reunidos en una conferencia internacional sobre religión y ley los días 18 y 19 de octubre anunciaron que están abiertos a cambios en su política de religión. Sin embargo, Ji Wenyuan, subdirector de la Administración Estatal de Asuntos Religiosos, dijo que las necesidades únicas de China deben evaluarse primero y que la armonía y estabilidad social tienen que formar la base de cualquier nueva ley. La cautelosa admonición de Ji de “cambio, pero no ahora” se confirmó con una ola de arrestos y allanamientos llevados a cabo contra propiedades cristianas en los últimos meses. Un ministerio reportó un aumento brusco en la persecución entre septiembre y octubre, con un gran número de detenciones. Una obrera cristiana murió a golpes después de ser arrestada por la policía. Cuatro imprentas se clausuraron en un mes cuando la policía descubrió que imprimían material cristiano ilegal. Sin embargo, cuando el Secretario del Estado de EE.UU. Colin Powell se reunió con ministros gubernamentales el 25 de octubre le aseguraron que la China está dispuesta a reabrir el dialogo sobre abusos de derechos humanos.
Fuente: Compass Direct

25 Nov '04

Deja un comentario

*