AFGANISTAN

AFGANISTAN

Cerca de la frontera oriental de Afganistán parece ser un lugar peligroso para los convertidos a Cristo, ya que cinco creyentes han muerto en distintos incidentes desde junio, informa Compass direct (9 set 04). Todos fueron ejecutados por golpes o puñaladas de
parte de talibanes que les acusaron de abandonar el islam y predicar el cristianismo.

Dentro de los últimos 18 meses, por lo menos 33 trabajadores extranjeros que servían en obras sociales han sido asesinados por los talibanes.
Una de las víctimas, Mullah Assad Ullah, fue muerto el 30 de junio y su cuerpo fue exhibido por todo el mercado en la región de Awdand, provincia de Ghazni, gritando el asesino que el mismo destino esperaba a cualquier cristiano. Mullah dejó a su viuda y cuatro pequeñas hijas.

Otra víctima fue Naveed ul-Rehman, un afgano bien educado, casado sin hijos, que vivía en Kabul pero fue muerto en el mismo mercado que Mullah el 7 de agosto.
Otros tres asesinatos ocurrieron en julio, en cada caso dejando una esposa e hijos. Las acusaciones son que leyeron la Biblia, oraron en nombre de Jesús y se asociaron con otros creyentes cristianos. Las leyes de Afganistán no garantizan libertad religiosa, ya que islam es la religión oficial del estado y todas las leyes deben apoyar dicha fe.

Fuentes: Assistnews, AP, BBC / ACPress.net

13 Nov '04

Deja un comentario

*