NOS ESCRIBEN

NOS ESCRIBEN

“Les saludamos desde Luena, Angola.
Durante las últimas semanas ha sido difícil para nosotros comunicarnos desde
aquí, motivo por el cual no hemos estado presentes en este medio. Gracias a
nuestro Señor esta semana recuperamos el acceso a Internet en la ciudad, y
no queremos dejar pasar la oportunidad para escribirles.
Continuamos junto al equipo del proyecto Angola trabajando en Luena, en el
este de Angola. A casi cuatro meses de nuestra llegada, agradecemos a
nuestro Dios por permitirnos adaptarnos sin problemas al lugar y a la gente.
Cada día más nos sentimos parte de este país y aprendemos a disfrutar aun de
las cosas más sencillas que el Señor nos permite vivir.

Hemos continuado con el trabajo en la clínica médica. En tres meses han
pasado por la clínica más de dos mil pacientes. Sin duda, Dios nos enseña
mucho en ese lugar, tanto con los enfermos que recuperan su salud, así como
con quienes enfrentan la muerte y el dolor. Poco a poco las cosas mejoran.
En los últimos meses conseguimos aumentar los salarios de los trabajadores y
pagarlos en término, lo que no se había logrado en los últimos años.
Seguimos también trabajando en el orfanato, donde viven unos 40 niños y
adolescentes que perdieron a sus padres durante la guerra. Además de
colaborar en la administración de los recursos que recibe esta institución,
que son muy escasos, estamos dedicando tiempo cada día de la semana para
realizar estudios bíblicos con los chicos, enseñarles actividades manuales
(dibujo, bordado, costura), y ayudarlos a mejorar sus hábitos de higiene,
limpieza, y convivencia. Es un trabajo arduo y paciente, pero gracias a Dios
ya podemos ver algunos cambios, y eso no alienta. Y más hermoso aún es
compartir tiempo con todos estos chicos, tan faltos de todo, especialmente
de afecto.

En el área espiritual, desde que llegamos notamos que los niños y jóvenes
tienen poco espacio y participación en las iglesias, en una sociedad en la
que la prioridad siempre la tienen los adultos. La escasa participación y el
limitado desarrollo espiritual de los más jóvenes compromete seriamente el
presente y futuro de la iglesia. Por este motivo, en las últimas semanas
hemos enfocado el trabajo en ellos. Una de las tareas que estamos realizando
es el apoyo a la escuela dominical, con 3 clases y más de 250 alumnos cada
domingo. El Señor también nos ha permitido reiniciar las reuniones de
jóvenes los sábados, y comenzar con cuatro grupos de estudio bíblico para
jóvenes y uno para adolescentes.

El mes pasado, y después de muchos meses de oración y trámites, recibimos
dos equipos de proyección de película Jesús. La película nunca ha sido
proyectada en esta provincia, por lo que Dios nos da una oportunidad sin
igual para compartir el Evangelio con esta herramienta. Se realizó una
presentación para los líderes de las iglesias y, Dios mediante, a partir de
la semana próxima estaremos realizando entre dos y tres proyecciones
semanales apoyando a las congregaciones de la zona. Todavía no disponemos de
vehículos para esta tarea, pero confiamos en la provisión del Señor,
especialmente en lo que se refiere a los recursos para la realización de su
Obra.

En cuanto a los motivos de oración, pedimos, hermanos, que intercedan para
que Dios use cada día más nuestras vidas. Queremos usar para su gloria cada
día que el Señor nos permita estar en este país.
Pedimos al Señor por todos los proyectos que están en marcha (clínica
médica, orfanato, trabajo con los niños y jóvenes, apoyo a las
congregaciones, proyecto Jesús, y otros proyectos de desarrollo comunitario)
y los recursos necesarios para llevar a cabo de la mejor manera cada uno.
Rogamos al Señor también por nuestra salud y seguridad. Pedimos por los
vehículos necesarios para nuestra movilidad, y por la posibilidad de contar
con viviendas propias. Finalmente, pedimos y agradecemos a nuestro Señor por
todos aquellos que, con sus oraciones y ofrendas, forman parte de este
proyecto.
Desde Luena, enviamos un gran saludo para nuestros hermanos de Uruguay, y
muchas bendiciones de nuestro Dios.

En Cristo,
Milena Romero y Juan Marcos Wlasiuk, en nombre del equipo del Proyecto
Angola”.

15 Oct '04

Deja un comentario

*