CHINA

CHINA

Los familiares de tres cristianos detenidos en campamentos de trabajo forzado en China han apelado a las autoridades locales por una explicación de sus crímenes. Una carta de reclamo también llegó a los cristianos en Hong Kong detallando el arresto de los tres hombres, quienes fueron sentenciados a “re-educación a través de trabajo forzado” sin ser enjuiciados. Mientras tanto, China ha rechazado las acusaciones de represión religiosa publicados la semana pasada en el reporte de la Comisión sobre Libertad Religiosa de los Estados Unidos. El portavoz del Ministro del Exterior Kong Quan negó las alegaciones de abuso a los derechos religiosos e insistió que “la libertad de creencia religiosa es protegida por la Constitución de China y otras leyes.”
Fuente: Compass Direct

23 Oct '04

Deja un comentario

*