SUECIA

SUECIA

La Asociación de Asambleas Pentecostales denuncia en un Comunicado al
gobierno sueco por iniciar una persecución contra quienes se manifiesten en
contra de la práctica homosexual, y a las instituciones evangélicas que
guardan silencio por “el
temor de perder las subvenciones que el estado da a las iglesias”.
Suecia ha sido un país internacionalmente conocido por apoyar la paz y el
avance del desarrollo de los pueblos. Esa es la imagen que Volvo, Saab,
Ericcson y la entrega de premios Nobel le han dado al mundo. Hoy en día la
imagen de este país es totalmente diferente, y encarcela a pastores
evangélicos que estén en desacuerdo con la práctica homosexual si lo
declaran públicamente, afirma la Asociación de Asambleas Pentecostales (AAP)
de este país.

Suecia fue el primer país del mundo en legalizar el matrimonio entre
homosexuales. “Lobbys poderosísimos en este país han hecho presión para que
el matrimonio entre homosexuales sea aceptado, y no contentos con esto
quieren obligar a toda las instituciones a que no cuestionen el matrimonio
entre individuos del mismo sexo”, continúa la AAP.
La AAP entiende que con esta actitud, Suecia ha iniciado una auténtica
persecución de cristianos, iniciada al encarcelar a un pastor evangélico de
la Isla de Öland (Åke Green) que se posicionó de forma pública en contra de
la práctica homosexual: Dios ama al homosexual pero aborrece el pecado de la
práctica homosexual, vino a decir.
Pero lo preocupante, afirma la AAP, es que no ha existido un claro apoyo al
pastor detenido por los grandes líderes e instituciones. Según la AAP, “con
el temor de perder las subvenciones que el estado da a las iglesias, se ha
llegado a un concubinato del mundo con la iglesia que es aberrante”.
Fuente: Asociación de Asambleas Pentecostales / ACPress.net

24 Sep '04

Deja un comentario

*