ESTADOS UNIDOS

ESTADOS UNIDOS

El líder del grupo Humane Borders (HB), Robin Hoover, afirmó que pese a que
ha recibido amenazas de muerte de desconocidos que se oponen a su labor,
seguirá desplegando cisternas con agua en el desierto para evitar la muerte
de los hombres, mujeres y niños inmigrantes que atraviesan por el lugar.
“He recibido por lo menos cuatro amenazas contra mi vida (por teléfono desde
2001) de personas que no quieren que siga distribuyendo agua porque me
culpan de fomentar, con mis acciones, que cruce la frontera un mayor número
de indocumentados”, subrayó.
Hoover, Pastor de la ´First Christian Church´ y fundador del grupo
humanitario, con sede en Tucson, destacó que la Oficina Federal de
Investigación (FBI) ha sido notificada de lo sucedido y ya realiza las
pesquisas respectivas.
También refirió que, pese a las amenazas, planea poner en práctica, con
ayuda de voluntarios el próximo verano, la instalación de cisternas
adicionales al más de medio centenar que la agrupación ya desplegó desde
2001.
Esas cisternas las tienen instaladas en terrenos privados, federales,
estatales y municipales en la zona cercana a la frontera con Sonora, México.
Fuente: Diario de Yucatán

24 Sep '04

Deja un comentario

*