EL MATE

Una simple infusión, con sabor inconfundible que, incluso, si uno lo degusta
seriamente, encuentra que no es rico.
Tampoco feo: es sólo mate.
Pero he aquí el “quit” de la cuestión.
Hacete el distraído, te develará una gran verdad: el sencillo mate es nada
más y nada menos que una demostración de valores:
– Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla está
buena; la charla, no el mate.
– Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar; vos hablas y yo tomo
y viceversa.
– Es la sinceridad para decir bien, basta, cambiá la yerba!
– Es el compañerismo hecho momento.
– Es la sensibilidad del agua hirviendo.
– Es el cariño para preguntar, estúpidamente, está caliente ¿no?
– Es la modestia de quién ceba mejor mate.
– Es la generosidad de dar hasta el final.
– Es la hospitalidad de la invitación, ya sea la alfombra de tela o de
pasto.
– Es la justicia de uno por uno.
– Es la obligación de decir gracias, al menos una vez al día.
– Es la actitud ética, franca, leal de encontrarse sin mayores pretensiones
que compartir un mate que, querido amigo, ahora sabes, no es sólo un mate…

¿Qué es la Yerba mate?

La Yerba mate es un árbol que crece en las cuencas de los ríos Paraná,
Uruguay y Paraguay, en una región sudamericana que abarca la zona
trilimítrofe entre los países de Argentina, Brasil y Paraguay. Los indígenas
de esa zona, los Guaraníes, usaron este vegetal desde antiguo por sus
propiedades alimenticias y curativas.

Hoy, la Yerba mate se usa en forma muy extendida no sólo en esos países,
sino en otros como el Uruguay y Chile, y en torno de ella se ha forjado una
fuerte tradición cultural. Hoy su uso difiere de la antigua manera de
consumirla de los Guaraníes, quienes maceraban sus hojas por días y luego
bebían esa preparación como un curativo para diversas enfermedades
(reumáticas, intestinales, etc.) y como un elíxir reconfortante que les
brindaba fuerza y energía.

En Sudamérica es muy extendido el ritual del “mate cebado” como una manera
social de consumo de la infusión.
En la actualidad, la forma de consumo es la infusión, la cual se realiza de
dos maneras predominantes:

. En forma de té, para lo cual se cuela la Yerba mate o se usa el
empaquetado comercial en forma de los típicos saquitos en que se prepara el
té.

. En el curioso ritual del “mate cebado”, para lo cual se necesita una
vasija pequeña (llamada mate) hecha de frutos naturales, de madera o metal;
la bombilla, un tubo de metal o caña con perforaciones en su parte inferior
que, al sumergirla en el mate con yerba, hace las veces de sorbete y colador
al mismo tiempo. El mate se “ceba” (se sirve) con agua caliente, pero existe
la versión fría llamada “tereré”.

Esta costumbre muy generalizada en toda una vasta región de Sudamérica tiene
connotaciones culturales muy fuertes. La Yerba mate se consume más por esa
tradición que por sus muchas propiedades nutritivas y curativas.

Sus propiedades

Los científicos estudian las propiedades de la Yerba mate para reducir
grasas, en especial el llamado colesterol malo.
En el caso de la yerba mate, los principios activos se encuentran en las
hojas, por lo que se realiza una cosecha en forma de poda, que no perjudica
al árbol. Sus propiedades terapéuticas y nutritivas no dependen de un solo
principio activo, sino de todo el complejo.

Amplias y rigurosas investigaciones científicas señalan que la Yerba mate es
un muy buen antioxidante, diurético y laxante natural. También tiene una
poderosa actividad estimulante como tónico y hasta resulta preventiva de las
caries dentales.

Otra de las acciones orgánicas de sus principios activos resultan muy
apropiadas para combatir una de las patologías de mayor crecimiento en las
últimas décadas: el sobrepeso y la obesidad. Se están estudiando
científicamente sus propiedades para quemar calorías y grasas, en un estudio
sobre dos grupos de personas en Argentina y Chile. Los investigadores se
sienten atraídos por la relación entre alto consumo de yerba mate y bajo
porcentaje de obesidad, por lo cual están estudiando las propiedades
lipogénicas y termogénicas del mate.

Se fabrican cremas y geles sobre la base de extracto fluido de yerba mate
para tratamientos anticelulíticos. También se comercializa en forma de
cápsulas para adelgazar, y se le atribuye la propiedad de disminuir la tasa
de colesterol, en especial el llamado colesterol malo.

En casos de decaimiento físico o depresiones menores la mateína, un
alcaloide presente en la yerba, actúa sobre el sistema nervioso central,
estimulándolo.

Las técnicas

La Yerba mate en su uso medicinal debe ser procesada mediante diversas
técnicas. Los productos se fabrican a partir de la elaboración de extracto
seco, el extracto fluido y tintura líquida del vegetal:

. Obtención de la tintura: se maceran las hojas seca en una sustancia
hidro-alcohólica (alcohol al 70%) dejándola reposar durante 15 días en un
frasco que no le de luz ni sol. Se cuela y se prensa para extraer la tintura
que se utiliza para administrarla como tónico y diurético, en forma de
gotas.

. Extracto fluido: se obtiene por cocción de esa tintura a baño maría, hasta
lograr la consistencia de la miel por evaporación. Así se logra este
extracto frío que tiene entre un 15 % y un 20 % de humedad y se usa para
elaborar las cremas y geles.

. Extracto seco: se realiza por cocción de la tintura hasta alcanzar sólo el
5% de humedad. Se usa para comprimidos o cápsulas que se prescriben para
conseguir el efecto termogénico y la pérdida de grasas.

La mateína es un estimulante del sistema nervioso central, similar a la
teína y la cafeína.
La yerba mate tiene principios activos llamados catequinas, que también
están en el té, el café y el cacao (mateína, teína, cafeína y teobromina
respectivamente), sustancias estimulantes del sistema nervioso central.

La mateína es lo que hace de la yerba mate un tónico, un estimulante que
combate la fatiga mental y física, y favorece el trabajo intelectual.

Por su parte, las saponinas son sustancias que tienen actividad como
antioxidantes, también presentes en la Yerba. También se descubrió que la
planta posee taninos, que actúan como cicatrizantes y astringentes. Además
posee Vitamina C; vitaminas del complejo B; y minerales: calcio, potasio y
magnesio.

(Origen: http://www.latinsalud.com)

VITAMINAS Y MINERALES POR CADA CEBADURA DE 50 GR. DE YERBA MATE:

Potasio………………………………………………..547.50mg.

Magnesio…………………………………………….185.25mg.

Sodio……………………………………………………60.00mg.

Fósforo………………………………………………..34.30mg.

Vitamina B1…………………………………………..0.20mg.

Vitamina B2…………………………………………..0.39mg.

Vitamina C……………………………………………0.65mg.

Pantotenato de calcio……………………………3.25mg.

Niacina………………………………………………..0.70mg.

3 Sep '04

Deja un comentario

*